DIVAGANDO

Pensando en voz alta…

Aprovechemos el confinamiento para reevaluar nuestras pasiones individualistas. Es momento de tener en cuenta nuestra supervivencia como especie, y no como individuo; esta crisis nos demuestra que solos no podemos. Consciencia, salud y divertimentos caseros para seguir latiendo. ¡A cuidarse y a cuidar de los demás!