Poesía

Acoplados…

Vestido de optimismo y sensualidad entraste por esa puerta aquel sábado noche, me miraste de pies a cabeza, mientras mi yo más expectante, perfumado, maquillado y resolutivo deseaba tocarte. Besaste mi boca suavemente, mientras mi yo carnal, luchaba por mantener la compostura y no meterte la lengua hasta tocar la campanilla que hace resonar esa… Sigue leyendo Acoplados…