DIVAGANDO

Belleza oculta…

Perdemos el tiempo confiando en lo que deslumbra a nuestros ojos…

Buscamos la belleza en lugares comunes,

olvidamos la búsqueda de lo profundo, dejar de ver para observar con delicadeza…

dejar de mirar el color del oro, para acariciar las frías piedras que soportan nuestro trasegar, ellas son más que algo “muerto”…

Perdemos el tiempo en espacios vacíos…

Mirar de adentro hacia afuera, nos obliga a comprender que hay más que lo bonito de unos ojos pintados…

Anuncios
DIVAGANDO

Cosas nuestras

Cosas nuestras…

Me encanta cuando de repente llegas saludas y te extiendes en el tiempo. Eres un ser de pocas palabras y te comes las vocales a la hora de anotar sonrisas, me gusta, eso me gusta…

Me encanta eso que dices saber, eso que haces con las manos, midiendo aquí, sellando allá, cargado de herramientas que construyen cosas bonitas motivando los ojos de quienes vemos desde afuera…

Cuando apareces, la soltura se apodera del ambiente, llega la luz y la euforia, se parece a eso que dicen es producto de la combinación de sexo, drogas y rock. Debe ser similar a eso, porque por instantes me dan ganas de abrazarte, sacarte a bailar, soltarme el cabello y luego…

Foto: Luis Ángel Luis Angel Ortiz De Artiñano Carrera

DIVAGANDO

Linda Causalidad…

La métrica de la poesía, la armonía y la química, se han juntado para ponerme de nuevo, ante el flirteo y las ganas de seguir hablando, contigo…

No quería que el perfume que emanaban las palabras que salían de ti, se evaporara jamás, al menos por instantes lo desee, me gustaba tanto la sensación de estar allí imaginándote, que una lapa era cosa chica…

Me hubiera encantado tener una varita mágica para haber pedido un deseo…Un deseo que resume mis ganas a perpetuidad de seguir sintiendo eso tan espontáneo y profundo que me ha dejado el haberme encontrado contigo. Si la garantía de un encuentro físico es como este virtual y acelerado, seguramente dejo la monogamia aparcada a la entrada de cualquier lugar en donde me hubiera gustado meterme contigo para quitarme la ropa y las ganas…

Mi sangre de repente empezó a tornarse en mariposas de colores, que salían por mis poros despavoridas, para bailar ante mis labios la más estúpida y pícara sonrisa, con ellas, el calor se apoderaba de mis sentidos y no podía dejar de admirar esos labios de hombre políticamente correcto…

Me sentí engullida por tu presencia que por momentos creía ausente, pero que luego de un par de minutos, volvía para advertirme de tu espontánea y sensible madurez. El atractivo que salía de tus palabras era tan masculino y potente que sólo faltaba una copa y abrir las ventanas para sacar el fuego que mi imaginación estaba creando…

Quise atiborrarme de ti, impregnarme de tu olor sutilmente transportado por las palabras y la elocuencia de tu saber estar, que juntos en algún momento, hicieron fluir la rima perfecta, en el momento que deseaban leerlo mis ojos… Auto consuelo, consciente de que todo es efímero, y que sólo debía enamorarme de ese instante, para recordarlo siempre…

Hoy me he despertado con la sensación de poder atravesar el mundo para encontrarme contigo, estrechar mis brazos, darte un abrazo y decirte gracias, para así intuir, más de cerca y quizá, la pedagogía de la electricidad que genera la química de lo fortuito..

 

 

DIVAGANDO

Mala persona…

Han pasado días e incluso meses, fueron horas y horas en las que ella pensaba en él, no sabía con certeza a qué se debía tan prolongada ausencia, pero tenía guardada la pregunta para su regreso. Ella sabía que volvería el hombre misterioso de sexo inquieto, volvería. Se había difuminado con el pasar de las lunas, y su indignación se fue aparcando hasta convertirse en un recuerdo de esos archivados en la carpeta de pendientes. Pero… Con su  repentina presencia y  llave propia,  abrió las puertas de su casa, corazón y vida, para escucharle decir cualquier cosa. Ella se alegraba de sentirle, de verle, de abrazarle de nuevo y decirle que le había extrañado sin obviar las preguntas reservadas ante tanta ingratitud de su parte. ‘mala persona’.
Ese hombre, ‘mala persona’, sexy, incandescente, tibio y ardiente, volvió a meterse debajo de su piel, elevando consciente su ego y haciéndola sentir “bella”. No hay palabras bonitas, no hay besos regados, no hay promesas ni peticiones absurdas de enamorados, por que no son más que amigos, apostados a orillas distintas de una calle larga en la que han aparcado sus pasiones y abierto sus deseos para darse consuelo…
Se conocen, poco pero se conocen, ella sabe que de repente volverá a salir corriendo, bajo la premisa de volver algún día como siempre. Con el sexo acelerado, una tormenta de trinos confusos y con muchas ganas de quererse a trozos, trozos dispersos en esa misma calle, de extremo a extremo llenos de tanto y de nada.
Ella: Se tú, no te castigues, piensa en lo bello que eres y no olvides que a pesar de nada hay tanto y mi casa, siempre será tu casa.
Él: “Me hago cargo. Yo la condición que pongo me la pongo a mí mismo. y es la de querer, aunque sea un poco”.
Sensaciones que duran lo que duran…

DIVAGANDO

Penitencia…

Penitencia!!!!!

Eres mi vasito de agua fresca, mi dulce limón amargo, mi miel de abejas con pan tostao…
Eres un dulce envenenado, pero yo, la loca del baile desea morir al menos una vez entre tus brazos. Si, así sea una vez, porque soy como un gato negro colgando en silencio de tu tejado y con todas las vidas intactas…
Quiero que me beses como sé que lo harás, como si no hubiera mañana, como atados a la eternidad…
Quiero Que me metas mano, que me digas cosas indecentes, que me des palmadas en el culo y que te corras hasta quedar chupao…
Te estoy deseando!
Por Dios!
Tengo ganas de salir corriendo, mi cuerpo hierve y ardo en un intenso calor!!!!
Ésto parece una penitencia, absurda y asquerosa, pero al final penitencia…
Veeeennnnnnnnn!!!!!!
Sensaciones que duran lo que duran…
Voooooooooyyyyy!!!!

DIVAGANDO

Sentires…

… Respiro de mi manifiesto de amor.

Estoy volviendo a la calma, nada ha sido tan grave y no he muerto de amor…

Estoy volviendo a la calma, me encuentro sosegada e invito cada noche a morféo, a tomar posesión de mi cuerpo, dejándome llevar entre sus brazos para que me regale sueños de su elección…
Estoy volviendo a mi intimidad, a esa que sólo conozco yo, a la que no pide permiso y piensa en su bienestar, poca vida queda y voy dejando de lado el lastre..
Ya no te pienso de la misma manera, te quiero y te extraño a ratos, pero te has perdido de mi y, quizá yo de ti… Tranquilidad me da saber, que te he dado parte de mí, y no soy mala, te di lo mejor de mi.
Las mariposas en mi panza ya no revolotean, ya el gusanillo no recorre mis tripas cuando apareces y, a decir verdad, me da gusto y aplaudo que no estés, que no estés como antes, poco tiempo y un sin vivir incomprensible y casi tóxico para los dos.
Me han quedado sensaciones, esas que han durado lo que han durado y, hermosos instantes de esperanza, con experiencia, resiliencia y muchas ganas de seguir amando; porque ésto es vida y son cuatro días, pero… Me rendí, contigo me rendí…
No me da vergüenza el amor hoy, y tampoco mañana, no me da vergüenza haberme enamorado de ti, la vida es amor y seguiré persiguiendo con un punto más de experiencia a mi favor, a las mariposas, para que traigan de nuevo un hermoso desorden a mi interior…
¿Dónde está el amor?. Fácil: Aquí conmigo, esperando al amor… Me quedan tus ojazos negros, tu sonrisa, poemas y lo que en intimidad anida mi corazón.  Sensaciones que duran lo que duran…

DIVAGANDO

Ruido

Ruido…

Guardo el silencio que te prometí hace más de muchos días y, menos de muchos meses.. En caso de que regreses, tengo acuñadas las puertas y ventanas de ésta que sigue siendo tú casa, con platos, vasos, cucharas y cuánta olla  tengo en  la cocina de mis emociones por si vuelves algún día. Si vuelves, quiero escuchar ruido, quiero escucharte entrar, quiero que se enciendan las luces y se disparen todas las alarmas de mi existencia.

No comprendo ¿por qué desprenderme de algo que quiero, de algo que anhelo sin siquiera intentarlo?; intentarlo no me hace más ni menos valiente, sólo me hace humana y capaz de reconocer cómo me siento con respecto a lo nuestro… Y si no vuelves, estaré bien, no creo muera por amor, aún no, tengo mucho por dar y recibir y tú también…
Sensaciones que duran lo que duran…

DIVAGANDO

Dilemas…

… Contengo todo y de repente no me quedo con nada. Presa de tí, libertad…

Me has enseñado a decir lo que siento, pienso y quiero a pesar de los demás.
Voy caminando, pisando las hendijas de mis emociones haciendo fuerza para entrar lo más profundo posible en ellas para no equivocarme…
Libertad, me siento presa de ti, sabiendo que me has dejado siempre a mi bola,  escogiendo los colores, el largo y el ancho del vestido que me quiero poner…
Libertad de mis amores, cada vez que me siento a hablar contigo me dices lo mismo: “Vive, vive como quieras, donde quieras y con quien quieras,” y, luego te cuestiono…
¿ Por qué a él?, Y tú, tan pancha me contestas: “Querida tú, así soy yo, y de eso se trata. Yo no sólo te dejo a tus anchas, tampoco me meto en el charco de lágrimas que armas cada vez que lo anhelas, extrañas, deseas o maldices. Yo, soy justamente eso, libertad. Y libertad también significa no dejar de insistir en lo que se quiere…”

Y yo, sin cortarme un pelo le digo lo justo: Por eso, presa de ti…
Sensaciones que duran lo que duran…

DIVAGANDO

Poco a poco lo positivo..

Desde el frío exterior de mis entrañas, desde el ombligo de mis emociones, desde el meridiano 82 de mi generoso atlántico, desde el caribe bañado en los siete colores de mi mar, desde las fronteras invisibles que separan lo que es, de lo que queremos ver, desde mi ostracismo selectivo, desde mi delicioso exilio, tengo la inmensa necesidad de invitarte a soñar. Si, a ti, tú que me lees, tú, que sufres como yo las ausencias y te diviertes con lo bonito de la vida.

Tú, mi estimado conocido, no dejes de soñar. Sueña fuerte aunque la tormenta cruja y se lo lleve todo, sueña fuerte porque soñar te mantiene alerta como el miedo mismo. No dejes de soñar porque te hace pisar tierra, sueña de verdad, sueña con eso que tanto deseas, porque el universo conspirador sabrá dártelo a su tiempo aunque sea sólo por un ratito. Y, cuando te llegue, cómetelo a mordiscos y disfruta de su sabor..
Recuerda que sólo nos queda lo vivido y, nada es malo, sólo diferente lo uno de lo otro…
Felicitud porque después de la tormenta, la paz reflexiva encanta e ilumina!!

DIVAGANDO

Otro paréntesis en mi manifiesto de amor. (…)

…Estaba pensando en mí, en lo que soy y, en cómo he llegado hasta aquí. Pensaba en mis orígenes y en la sensibilidad que me habita. Quizá es cosa de locos, pero a veces tiendo a pensar que soy un sin sentido ambulante con una inmensa sonrisa. La Resiliencia me ayuda a superarme, a ver más allá de mis narices, a sentir que puedo con cualquier cosa y que tengo una espalda de hierro que no se tuerce por que está fabricada a prueba de todo. Pero… De repente llega ese algo, ese alguien que intenta hacerte ver una parte de ti que no eres capaz de ver, preguntas y repreguntas a quien de verdad te conoce y tampoco te dan la respuesta que encaje con las aseveraciones de esa circunstancia, porque es todo lo opuesto y en éste caso la culpa se supone es toooooda miiiaaaaa…

Me he sentido confusa, perdida y hasta casi rogando por amor, el mismísimo que hoy me llevó a resucitar algunas de mis habilidades casi ocultas, para recuperar no sólo en mi memoria, si no, físicamente esas conversaciones pasadas… Joder!!!, bendita tecnología, benditos esfuerzos de la curiosidad por descubrirme y llegar a entender de una vez por todas, que en este caos en el que estoy inmersa hay un par de jugadores, una de ellas soy yo y, me enfrento a un jugador experto al que felicito, por qué:
Lograr que yo me sienta miserable, triste, patán tirana y casi querer volverme una bruta a posta, ha sido magistral. He revisado milimétricamente a cuatro ojos, todas las letras de lo que he dicho y, soy culpable de una sola cosa con muchos componentes: Soy culpable de tener un generador de caracteres nato, veloz y capaz de decir lo que siente y piensa sin el afán de herir;  Pero infortunadamente me he llegado a sentir como un ser que sólo piensa en él mismo y que no sabe querer, un ser incapaz de sentir empatía..

Aplaudo la destreza de quienes como éste jugador, supieron no sólo meterse en mi cabeza, si no en lo más profundo de mi corazón; porque gracias a él, me he dado cuenta de que no soy perfecta, me he dado cuenta de que soy fuerte y tengo un carácter de talla mayor, me he dado cuenta de que no es cierto que no sé jugar.

Sencillamente juego de manera diferente y no se me agotan las palabras, no se me agotan porque tengo un léxico que amo y no es postizo y porque soy una mujer cojonuda y con palabra de gallero, de esas que aúnque le corten la lengua y se desplome al gallo, cumple, porque quiero ver verdad y no mentiras, ni triquiñuelas hasta absurdas…
Soy yo, llena de aciertos, desaciertos, e incapaz de sentirme mejor ni superior a ninguna persona la, que hoy calla, calla sabiendo que somos humanos, pero sinceramente creo que no vuelvo a jugar así…
PD: Me cago en el amor y sigo amando!!!.

DIVAGANDO

Un paréntesis en mi manifiesto de amor. (…)

…. Hoy he entendido después de tanto sentir, de tantas risas y, de tanto llanto, que el amor y la tristeza son inmunes al agua, a la nieve, al calor y al frío. Son como una manta térmica que evade por defecto todo, para someterte a un delicioso o en su defecto amargo letargo.

Hoy he descubierto que he sido egoísta, egocéntrica y a veces borde, pero también he descubierto que eso hace parte de lo imperfecta que soy y, que lo único perfecto aquí es nada, nada de nada. Todos tenemos astillas clavadas que ante el mal caminar nos hace cagarnos hasta en nuestros propios muertos…

No soy ni seré de esas mujeres ideales, de dulce entrar por los ojos, tampoco soy exhuberante. De lo único que me puedo jactar, es de la gota de inteligencia que se me ha dado, a la que a veces condeno porque considero que es mi mayor enemiga y de lo que tengo para dar; pero como dice la extrovertida Isabela: ” Los hombres las prefieren brutas… Estoy por creérmelo.

No me estoy quejando o, si, me estoy quejando porque no encuentro la manera de que tú me entiendas. Que entiendas que te quiero, que te amo, que me haces falta. Que no soy una letrada estirada y que no es necesario que andes con el diccionario debajo del brazo, Porque el significado de lo que soy, es mucho más sencillo que cualquiera de las palabras que encuentres allí…
Hoy doy paso a la segunda etapa de este duelo y asumo que será la última, porque no estoy para tanto negro cerrado, ni para maquillaje anti ojeras, ni peinados que lo único que hacen brillar es el pelo. Ya no quiero más de tus ausencias, porque si dejo de esperarte ya no serán ausencias y si evito amarte se irá encerrando el sentimiento en la oscura cueva de lo que pudo y no fue..
Estoy triste, pero buen viento y buena mar a la tristeza, a esa que llevo días botando a patadas y que irónicamente dice que no se va, hasta que no regrese el gozo con tu nombre… Yo no sé si echarle agua caliente o, dejarla aquí e intentar ignorarla…

DIVAGANDO

Desconocidos.

Sensaciones que duran lo que duran…

Ella, resuelta se ha enganchado a sus ausencias como una lapa, añorando y deseándole más de la cuenta, más de lo que acostumbra con cualquier cosa…
En ocasiones piensa en lo que tienen como algo utópico,  pero procura no hacer caso a sus instintos primitivos, para vivir el ahora, aunque el desconocimiento le cause curiosidad y en ocasiones hasta grima, una grima cobarde y tendenciosa…
No tiene espectativas, porque tenerlas sería egoísta, todo fluye a veces con más fuerza y en otras ocasiones casi ni se siente…  Es su humilde pensar, guardando la esperanza, la humilde esperanza…
Anhelarle, pensarle quererle, amarle, soñarle…
Volver a empezar; haberse encontrado sin siquiera esperarse. Es claro, ella no le esperaba…

Buscarle al despertar y al anochecer sin certeza ninguna, bajo el amparo de toda la confianza que puede tener, depositada en eso… En eso que tiene con un hombre extraño al que quiere con locura y en pleno uso de sus facultades y desconocimiento casi absoluto…
Así es el amor, capaz de afianzar desde la más absoluta ignorancia, un cariño a plenitud.

DIVAGANDO

Divagando…

Sensaciones que duran lo que duran…

Aquí estaré… Puteando o sin putear, hay algo inexplicable que te une a ciertas personas. Dejas de lado el orgullo para seguir a la vera de quien a veces sólo quiere y tiene ganas de sentirse triste y derrotado. Yo seguiré aquí, cumpliendo mi palabra, estando a tu lado sin estarlo, haciendo que tu orgullo de macho herido se siga inflamando con el fuego de una rabia sin sentido porque mis palabras son demasiado “estudiadas”, o simplemente porque yo no te quiero ni una mierda, Porque me quiero demasiado. Vaya… Es la primera persona que no me dice que cuido más a los demás que a mi misma..

No voy a insistir más, el amor, y mucho más éste tipo de amor, es tan elástico como el infinito, y cuando se quiere, no se deja de querer, cuando se ama, no se deja de amar, sencillamente se hace de manera diferente. No sé, quizá soy yo la causante de penas que nisiquiera sé de qué color son. Pero, no importa, porque éste es el precio de querer a alguien con verdad. Y tengo todo el derecho a decir lo que siento y lo que pienso, tengo derecho a ejercer el pataleo, tengo derecho a querer sentirme más amada, y éste bache no puede ser culpa de un viaje que duró una semana. Vuelve, vuelve pronto, di algo, y saca de tí la verdad que te hace ese ser hermoso que de repente se difuminó. Love you.

DIVAGANDO

Me apetece..

Me apetece.

Hace frío, cala los huesos y el cansancio se suma para hacerme sentir más miserable..
Me apetece amor, palabras bonitas, historias nuevas y que cuentes conmigo…

Me apetece más que ésto, me apetece que me digas que me quieres, que acortemos  la distancia porque te siento tan lejos…

Me apetece que me dediques canciones, a mi nombre, de tu puño letra, cómo las credenciales de los 90’s, esas que circulaban entre sollozos en las épocas de pupitre​ con regla.

Me apetece sentirte de vez en cuando, estás tan lejos últimamente, hay tanta distancia en medio de tanta distancia…

Hace mucho no te siento,  dejo claro que soy yo, y esto es sólo lo que a mi me apetece.

Sensaciones que duran lo que duran…