MY SONGS

Amado Silvio…

Estoy buscando una palabra
En el umbral de tu misterio
Quién fuera alí baba
Quién fuera el mítico simbad
Quién fuera un poderoso sortilegio
Quién fuera encantador…

Corazón….

Anuncios
Poesía

Dilatando…

El misticismo se apodera de mi.

Velas rojas,

olores que me llegan de repente,

la energía que potencia mis sentidos,

el olor de tu aliento junto al mío.

Contemplo el aura que nos cubre cuando hacemos el amor,

contemplo la vida desde debajo de tu ombligo,

vida que se centra en el destello del azul de tu mirada,

la mirada que avasalla mi todo…

Dilato cuando siento el perfume de tu boca,

dilato cual parturienta a grito de pulmón abierto,

voy en romería, adornada por la excitación y el olor espeso del asentado viento.

Dilato con la culpa del sediento deseo que no me abandona,

dilato gustosa,

dilato dando a luz a los hijos de tus besos que me abren en canal, y me rompen toda…

Poesía

El color de mis ganas…

Empalmada hasta el alma.

Basta con verlo pasar por debajo de la ventana de mis ganas para que el viento no pare de soplar,

el sudor que corre por mi frente baja hasta mi enzarzado pecho…

Me desvelo cuando no lo veo,

me tiemblan las manos y me apetece darle bofetadas, y una ampolla de desenfreno.

Mi retina se ha radicalizado,

sólo ve el color de mis ganas teñidas de negro y visos de rojo fuego,

el negro profundo de mis entrañas ante el escrutinio de su afilada lengua,

mientras de placer yo muero…

Resucito y muero…

Ahí…

Ahí…

Ahí…

Justamente ahí…

En el lugar que ya conoce,

donde las canciones se musicalizan con el roce,

ahí donde el calor es intenso,

ahí donde la tierra tiembla,

ahí donde el color de las ganas se visten con pezones de hierro,

faldones empapados con el derretido hielo,

y la espesa niebla que se cuela entre las ventanas y el techo…

Poesía

Fragorosa silente…

Tiene la virtud de los gatos,

no me entero si llega,

no me entero si se va,

siempre está.

Comer, beber y contemplar,

basta con mirarla de reojo y sale de su ruidoso espanto,

anida bajo el manto de la “discreción”,

es una fiesta de peroles y ollas viejas entre pecho y espalda,

siempre al pie de la hoguera.

Vive con la boca abierta,

comiendo de besos robados,

respirando como si se ahogara,

tocando el timbre con la mirada,

haciéndose pajas mentales,

soñando con falos empinados,

sentada bajo la ventana del patio…

Adán, no la pudo contener…

eva, se la comió entera…

guardando en su chistera una trama certera…

Fragorosa y silente,

sexual,

armoniosa,

carnal,

decadente,

absurda,

ilusionada,

paciente…

Así es la pasión cuando se siente,

nunca se queja,

pero llora,

engaña,

miente,

siempre va pelando el diente,

la pasión que por dentro revolotea,

resentida inevitable,

fragorosa,

silente… silente…

atontada y a veces una muerta viviente…

 

Poesía

Life…

Sucede mi vida entre estas cuatro paredes,

vivo con cada una de sus grietas,

ellas conocen mi divagar diario.

Esta es mi casa,

el hogar de mi vana existencia,

secreto a voces,

lágrimas y reproches,

Conmigo, vivo conmigo.

…Y con esto,

con esto que es cada vez más yo,

más realidad,

más profundo,

más vida…

Poesía

Cobardía…

Quédate y recoge despacio lo que gustes,

quédate y llena del olor floral de tu perfume la estancia,

quédate y llámame cobarde por insistir contigo,

quédate y grita mi nombre con rabia,

quédate sin rencor, yo soy incapaz de sentirlo,

Confieso que sin tí no tengo soles,

sin tí no brillan lunas,

sin tí las estrellas enmudecen y se van de largo…

sin tí no hay lluvia que alegre mi jardín.

¿De dónde saldrá la humedad de mis entrañas si te vas?

¿Quién tocará el piano de mis deseos?

¿Quién achicará el agua que inunda mis ganas?

Quédate amor mío,

quédate y deja el miedo,

quédate y afloja el ego,

quédate conmigo y no sin mí,

Porque si te vas, no dejaría de amarte.

No mientas y reconoce la verdad,

reconoce el amor que se te nota,

PD: Quiero que te quedes, pero no moriré sin tí…

Poesía

Hambre…

Tengo dentro la espinita de tu sexo,

tengo dentro el producto de tus ganas,

tengo dentro el deseo que estremece mi libido y me hace santa,

puta,

loca,

pagana.

Tengo dentro el desaforo de los días casi eternos,

de las noches con cuenca en el espejo…

noches de no parar,

Sodoma y gomorra debajo de las mantas,

sudor,

Pasión,

Salivar,

Lluvia tibia y desenfreno.

Féminas...

Again and again…

Tantas veces amor…

Tantas veces me he sentido agobiada por el mundo,

Tantas veces amor mío…

Tantas veces me has dado de tí,

obligándome a aferrarme a la vida,

Tantas veces amor…

He bebido de los labios de la sed,

muerta de sed,

He comido de las manos del hambre,

muerta de hambre,

he soñado con fantasmas,

estando entre fantasmas…

Aferrada,

esperanzada,

Agarrada a un clavo ardiendo,

desgarrada hasta la piel,

sangrando…

Han sido tantas veces que ya dejé de contarlas,

has amamantado mis ganas,

Has sacudido el árbol de mi fruto maduro,

Has probado de la miel de mis ocasos,

He sentido tu lengua relamiendo mis pedazos,

Mientras tanto yo…

Vivo gracias a tu gracia…

Excitada y mojada,

evadiendo a mi suerte…

Dando las gracias por ser producto de la gracia,

de la gracia de un Dios.

Un Dios que me hace pensar en bendiciones,

un Dios que me mantiene a su antojo, lejos de la estúpida e inesperada desgracia…

Mientras tanto yo…

Sigo dejándome llevar al por el viento que sopla, y no sopla nada…

Gracias vida,

Gracias por tanto, y por esa nada que me embarga y que evado por instantes…

Féminas...

¿Existo y luego qué?

Nada es lo que parece,

no hay motivos para confiar.

Nada es lo que parece,

tampoco para desconfiar…

Somos como la arena,

vamos arrullados por las olas,

sentados, hasta que nos arrastra a su antojo y nos manda a rascar los dedos de algún ilusionado…

Nada es lo que parece,

No hay motivos para nada,

somos como motas de polvo,

Llevados por el viento hacia ninguna parte.

No hay motivos para nada,

no hay razón para nada,

para nada que no sea estar.

Estar aquí,

estar allá,

habitando la piel que nos protege,

sintiendo,

queriendo,

amando más y enamorándonos menos…

Como granos de arena,

como motas en el viento,

Mividos,

divagando con o sin sentido.

Con las bragas mojadas,

con la entrepierna erecta,

o quizá con las pasiones muertas,

con las ganas agitadas…

Nada es lo que parece.

¿Adictos a la vida?

¿Ilusionados del amor?

¿ávidos de sexo?

Nada es lo que parece…

Poesía

Feromonas…

Mis ojos dan vueltas sobre tu pecho,

cada centímetro de tí, que posee mi memoria está cargado del color de tu mirada,

no puedo fingir no sentir lo que siento,

no puedo evitar exclamar con la risa,

hablar con los ojos, y correr a la velocidad del circular de mi sangre cuando cerca estás…

Eres mi jardín de rosas,

mi arroyo de agua fresca,

mis ganas a voces de lo que cargas oculto, entre pecho y espalda…

Poesía

Amar más…

Saber que al final no soy tan valiente.

Me ha podido tu silencio,

me ha podido el desafío de tus encandilados ojos,

ojos abrazados por el mutismo irónico y retador de tu verbo prominente…

Quedará el recuerdo de habernos hecho deseosos mil veces el amor…

Quedarán las sonrisas desprendidas de todo ego, de toda vergüenza, de toda farsa.

Hasta siempre y para siempre tuya, aquí, allá y cuando muera…