historias de f茅mina...

Conversaciones con el maestro.

Procuro expresar mi sentir en todo lo que me mueve; no soy nada sin pasi贸n. Leo, escribo y estoy en constante deconstrucci贸n, afinando el instinto que se me ha dado, intuyendo para bien o para mal.

Jeffrey Abe Pans, es un referente para m铆; se lo manifest茅 desde el instante mismo en el que el universo me dio la oportunidad de cruzar palabra con 茅l. Le leo y le releo con respeto, admiraci贸n y cari帽o. A pesar de su juventud, la consciencia de lo que vislumbra su discurso, su mirada abiertamente feminista, y la proyecci贸n de su representaci贸n como Afrodescendiente, tanto en el activismo emergente, como en el vanguardista Espa帽ol, va en crescendo. ‘El maestro’ como cari帽osamente le llamo, trae consigo calma y la reconciliaci贸n, con el sustento que da la historia, con la palabra escrita para dejar huella y no dejar de hacer uso de todos los recursos a su alcance; gritando en favor de los derechos de la racializaci贸n universal.

No es un secreto que en medio de la tormenta de diferencias que por momentos parecen irreconciliables, y que se centran solo en el color de la piel, la procedencia y la visi贸n eurocentrista de millones de almas que nos ven como el enemigo, las emociones se desatan. 驴Poco tiene que ver el erotismo con el activismo antirracista verdad? 隆pues no隆. Te invito a conocer m谩s de lo que nos motiva a escribir. Este domingo 20 de septiembre, a las 19:00 horas, a trav茅s de Instagram. Hablaremos de dos obras totalmente distintas pero igualmente pasionales: ‘Cuando somos el enemigo’@jeffreyabepans聽y ‘Umami’ Un coraz贸n erotizado, erotismoenguardia21 nacen de un sentir profundo, a partir de dos orillas que parecen no tener no tener nada en com煤n; plenamente convencidos de que convergen en nuestra piel, y al interior de nuestra raza. Este encuentro es la manifestaci贸n de emociones combativas, reivindicativas, y muy v铆vidas. !No te lo pierdas隆

Poes铆a

Arrabalera

Viene del sur de esos encantos con olor a deseo.

Va embutida en algo que nadie logra descifrar.

A los pies de los caballos de una suerte puta.

Vendi茅ndose sin saberlo de esquina en esquina,

con la espalda mojada, y el coraz贸n reseco.

El cantar de sus caderas,

la estridencia de su andar.

Lleva el sello de la resiliencia tachado en la l铆nea negra de sus ojos,

macera entre aguardiente sus pasos, con la entrepierna casi al descubierto.

Y su melena sacudiendo la terquedad del humo del cigarro que va quedando atr谩s.

No la puedes poseer si ella no te lo pide.

Sus polvos no son baratos,

dicen que con ellos a m谩s de uno ha matado鈥

Si le tocas el alma con la fibra de tu canto ser谩 tuya para siempre, al m贸dico precio de un cigarro y algo de pan鈥

se mueve como nadie, eso dicen.

Un viaje de ida y vuelta a ninguna parte que se conozca鈥

poseedora de un co帽o ardiente,

eso dicen鈥

La llaman arrabalera.

Muchos piensan que est谩 loca,

grita cuando quiere, y si quiere llorar, llora鈥

Arrabalera sin due帽o, sin ley, sin auxilio ni socorro.

Desde su piltra ra铆da invoca en sus plegarias a la esquiva muerte,

se escuchan a trav茅s de la ventana sus rezos como en romer铆a.

Arrabalera valiente,

bala perdida, chucha caliente鈥

Poes铆a

Lunares

Ese vestido rojo marcando su silueta,

el reflejo a trav茅s del velo que separa una estancia de otra.

Caballeros con ojos sedientos,

 anhelando la revelaci贸n del show de los jueves.

Est谩 a punto de salir a escena la m谩s sensual de todas,

 la doncella rebelde.

La que en su interior sigue esperando al pr铆ncipe azul, que libere su existencia de las fauces de un animal que la devora a noches鈥

La bestia incansable que lleva consigo, y que va cargando paciente con las estrellas de hierro de sus muchos cielos.

Extinguiendo a las hadas de lo malo.

Las va matando una a una,

sin miramientos, sin defensa, sin pudor.

Ha tenido tantas vidas como lunares su vestido.

Ha empalmado a tantos que la cuenta es imposible de llevar.

Cada vez que surca las olas de aquel escenario, su barco atraca en puerto desconocido,

y a pesar de ser el mismo espect谩culo, las olas de su mar son impredecibles.

Los jueves se come diferente,

se vale repetir, y eso les gusta a sus m谩s veteranos comensales鈥

 Hombres que se crecen con la idea de que ella volver谩 a poseerlos.

Se abre el tel贸n:

聽Los aplausos traspasan, agrietando las paredes, acrecentando su ansiedad y el brillo de su estar.

Es su momento,

el 煤nico momento en el que su cuerpo se desprende por completo de la carne, trayendo consigo el sublime orgasmo de lo que se ve y no se toca.

Baila鈥

Baila y el tablao ruge.

La madera alaba sus pasos que con autoridad se hacen eco de toda ella.

El p煤blico hipnotizado la sigue mientras se derrite el hielo de sus copas.

Nada m谩s bello que su mirada perdida en alg煤n lugar profundo, tan profundo como el movimiento de sus manos.

Carga el cante de la vieja guitarra con sus pesares, atray茅ndola de vuelta antes del final de la funci贸n.

Ba帽谩ndola en los sudores que caen desde su frente acariciando su espalda.

Marinando el previo de otra noche entre las paredes de aquel embrujado y perverso cuchitril.

Abri茅ndola en canal,

empapando los lunares de su imponente bata de cola,

desnudando su alma.

Alebrestando sus ganas,

se帽alando a su ombligo,

arrugando otro poco su cansado coraz贸n鈥

historias de f茅mina...

驴Qu茅 ser谩 del ma帽ana?

MasticadoresEros

Photo by Oliver Sju00f6stru00f6m on Pexels.com

Masticadores Eros acaba de cumplir cuatro meses de su re-apertura a mi cargo; bajo la supervisi贸n, desde luego, del maravilloso Juan Re Crivello y con la ayuda de mi amado 鈥楿mami鈥. He dicho maravilloso, porque Juan, lo es; un hombre con su visi贸n, no puede ser otra cosa. Tengo la convicci贸n de que debo decirle a las personas lo que representan para mi, y eso hago a diario, darles las gracias por abrazarme con su presencia.El que me conoce sabe que soy amiga de mis amigos y enemiga de mis enemigos, por decirlo de alguna manera. Mi coraz贸n no sabe odiar, pero ha aprendido a distanciarse de lo que duele, aunque duela separarse de ello.

Asum铆 la responsabilidad de editar este blog habiendo aprendido con creces que la peor diligencia es la que no se hace; fue entonces cuando fui consciente de la鈥

Ver la entrada original 956 palabras m谩s

historias de f茅mina...

Ya tienes tu ‘Umami’

Poes铆a er贸tica para un verano at铆pico. Adquiere el tuyo en: https://www.diversidadliteraria.com/

鈥楿mami鈥聽es amor, es la pasi贸n que siento y que me produce el hombre con el que comparto esta parte de mi vida.聽鈥楿mami鈥櫬tambi茅n es producto de conversaciones repentinas con amigas c贸mplices, lo que me dej贸 la imagen de una flor, y que me inspir贸. El reflejo de los ojos de una hermosa mujer en el vag贸n de un tren, las emociones que me transitan, y que me puede hacer sentir cualquiera de ustedes.聽鈥楿mami聽es la reivindicaci贸n de f茅minas erotizadas.聽鈥楿mami聽es el resultado del amor que siento por las mujeres de mi vida, que son todas las del mundo. Como dijo聽Tiriri: “驴qui茅n soy yo para negar amor?” Amando m谩s y enamor谩ndome menos.聽!鈥橴mami鈥 somos todos!聽

Esta antolog铆a ha sido editada por Diversidad Literaria, en Madrid, Espa帽a.

Quinny Mart铆nez Hern谩ndez.


historias de f茅mina...

AVanza

Pecho ardiente…

Erguidos reciben el man谩 que del cielo cae.
Mantienen su guardia expectantes.

 Mirando firmes hacia adelante.
Armas de destrucci贸n masiva.

Libres, femeninos, independientes.
Sin贸nimo de vida y vanidad.
Derrotero de lujuria y desenfreno.
Miel, vinagre y sal…
Punto rojo.
Plaza de ardores.

Fiestas e inolvidables paseos… 

Fotograf铆a tomada de: Pinterest

historias de f茅mina...

SIente

Caminito de rosas, ombligo del mundo…
Rambla privilegio de diosas terrenales.

Mujeres poderosas.
Matin茅, imaginario de se帽oritos v铆rgenes…
Frescor en verano.

Fuego de invierno.
Punto rojo.

聽Paisaje de adoquines florales: negro, p煤rpura, verde y…azul casi cielo…

Imagen tomada de Instagram en: BE A PUSSY|VULVA ART

historias de f茅mina...

REconoce

驴Y qu茅 decir de las curvas que envuelven la silueta de una m谩quina perfecta…?

Colores, olores, sabores tan 煤nicos como deliciosos:
Negras.

Blancas.

Mestizas.

Firmes, lacias.

Conformes e inconformes.
Todas dotadas de esta sensibilidad,

materia prima del tan ansiado placer.
Deseo,

sue帽os.

Fantas铆as chorreando, corriendo aceleradas a trav茅s de la innegable belleza que anida detr谩s de esos preciosos ojos…
Punto rojo de mis secretos y los tuyos…

Imagen tomada de Instagram en: BE A PUSSY|VULVA ART

historias de f茅mina...

EXplora

驴Te das cuenta?
Toda t煤鈥
Toda yo…
Un campo minado de deseos.
Terminaciones nerviosas en busca de goce.
Placeres ocultos a la espera de tus manos.
Eres arte…
Encuentra tu punto rojo, deja de excusarte.
Explora el placer oculto debajo de tu piel.
Sacude.
Huele.
Siente.
Vive.
Con贸cete.

驴Los hombres…?
Ellos no saben de la misa la mitad…

Imagen tomada de Instagram en: BE A PUSSY|VULVA ART

INVITADO

Otra postal desde el infierno 6

Mientras hojeaba delicadamente la libreta, Marcela oy贸 el timbre del caracol de Jon谩s por segunda vez en la noche. Detuvo la lectura superficial para fijarse en sus expresiones faciales y sus ademanes durante su charla, que se redujo al 鈥淓nterado鈥 que contest贸 inmediatamente antes de colgar. Lo vio acercarse a ella y preguntarle 鈥溌緼lgo interesante?鈥. [鈥

Otra postal desde el infierno 6
historias de f茅mina...

G茅minis – Espa帽a.

Viernes de agosto con G茅minis en #MasticadoresEros 鈾

MasticadoresEros

Fotograf铆a archivo personal G茅minis.

鈥淐re茅 mi blog hace poco m谩s de un a帽o, era por conservar mis publicaciones en alg煤n sitio para que las vieran otras personas. Para opinar, divertirse leyendo o dando su punto de vista. Creo que las cr铆ticas son aceptables para mejorarse m谩s.鈥

Euforia

En puertas de lo prohibido, meto la mano sacra inventado mil excusas. As铆, oscilante muere en mi cama aqu茅l aguerrido hombre de mirada intensa.

Poseo en delirios el universo y sus estrellas, el t贸tem de sus brazos jal谩ndome fuerte, abrazando mis mareas, yaciendo en mi cama hasta que yo lo venza.

Y no lo am茅, s贸lo a ratos, a cortos plazos, en el momento del cl铆max, tambi茅n en varios orgasmos. 鈾

Suele hablarse de 鈥渆scritores tard铆os鈥 personalmente, como mujer, aprendiz de escritora, bloguera y cuarentona, tengo claro que las prisas no son buenas, y que nada pasa antes de tiempo. Me lanc茅鈥

Ver la entrada original 624 palabras m谩s

Poes铆a

Pisando el cielo.

La sensualidad de los latidos que sobrepasan la imagen fija de su piel es penetrante,

su arte embelesa.

Entiendo poco de muchas cosas, pero su sensualidad es innegable,

atrajo el fervor de mi imaginario.

El poder de su mirada, sus gestos, la ambig眉edad de sus motivos…

Piel de 茅bano, sutileza encandilada que motiva mi libido extasiada,

me apetece la miel que abraza los cabellos que sostienen su creaci贸n.

Amo el color de su piel, hermana ancestral de la m铆a.

He reconvertido su imagen en la motivaci贸n de estos versos, me lo hab铆a prometido.

Poderosa mujer.

Incandescente, indomable, diferente.

Imposible no pisar con el olor se su perfume el cielo…

Due帽a de cada uno de sus gestos,

dominatriz de sus deseos, sumisi贸n inteligente.

Gobernanta nata, exploradora de los fuegos de su propia carne.

Solo el roce de su mirada bastar谩 para sanarnos…