Poesía

Lágrimas negras.

Estos campos arden a causa de la cerilla que imprudentes han tirado en pasto seco.

Pronto llueven lágrimas que se derraman como si el monzón se hubiera acelerado, apagando las llamas de mi rabia,

todo es agua, fango, hojas secas flotando, y el canto de los grillos enzarzados que por instantes me desespera.

Estas lágrimas son mías, mías y de nadie más.

Lágrimas negras cargadas de agonía, aferradas a la esperanza de algo que no conozco y que tampoco logro intuir.

Me conformo con saber que después de esto, volveré a calzarme los tacones rojos, y enjuagaré mis pechos desconsolados con agua de azúcar.

Me pondré en pie y destrozaré el amor de quienes me llaman puta pero se revuelcan en mi púbica osadía, dejando en la mesita de noche sus monedas de caucho.

Negras volverán a ser cada una de las lágrimas que caerán mañana, y el día después de mañana, porque mi escencia se tiñe del color de mi piel, y eso no cambia.

Negras son las ganas que ahora llevo sobre los hombros

revueltas entre un amor mentiroso que pensé había exorcizado los demonios de mi carne

lamiendo mi vagina humedecida producto de la ignominia con la que se me ha señalado.

Negra es la furia con la que devuelvo la ironía de sus sonrisas preñadas de inquina, y de pelusa podrida.

Negra soy yo, negro el coño que me parió, negro mi deseo.

Fotografía tomada de Pinterest.

Poesía

Submarino

Picas en los labios como la palabra incontinente

esa que se dice cuando menos lo esperas, desafiando lo políticamente correcto, sojuzgando a la mente.

Picas como cuando el sol golpea y sigues caminando con el consuelo absurdo de una piel excepcionalmente morena, sopesando el dolor y la ardiente pena.

picas en los pechos que amamantan tus dolores, saboreando el calostro vestigio insípido de la espesa leche de un pasado presente.

Impides la ruina de tus dedos titubeantes, comprendiendo lo que buscan

amparas la lujuria bajo el ala de instituciones casi infinitas, confinadas en el imaginario perverso de lo que se hace pero no se dice por vergüenza.

Empotrándola en paredes de algodón que la llevan directo al fondo, al fondo infinito de ese querer más arcano que el mar,

albergando especies distintas, con mejillas trémulas de un rojo fresa,

fumando pipas de laurel y tomillo.

Adobando de narcótica agonía el aire que respira cuando se abre de piernas al estar contigo…

Poesía

Antera

Esa música que emerge de rincones olvidados cuando hacemos el amor

el olor de tu semen que se queda un rato largo y que me gusta.

ese sonido que se posa por encima de nuestras cabezas.

el crujir de la vieja piltra abatida por nuestros cuerpos ansiosos, exacerbando el dulzor del incesante clamor de la utopía.

Rizomas de éxtasis que entierras en el fondo del pozo de mis ganas

abrazando mis entrañas

buscando el dulzor en la sal de mi cuerpo.

Remolinos de aire caliente que emergen de en medio del colchón

testigo directo de lo que por momentos parece amor

un amor capaz de resucitar a los muertos que creía hechos polvo…

Poesía

Terriblemente solos.

Besos que se difuminaron resistiéndose a la pérdida

otros besos hermanos que nunca se han atrevido a darse por temor a los ojos de quienes observan.

Besos encallados en arenas movedizas de islotes terriblemente solos, en donde el sol alumbra lleno de lunares.

Besos atrapados por esa sonrisa que de mutuo acuerdo se han dado, pero que siguen temerosos de lo que les rodea.

Besos suspendidos en la sonrisa que con cariño regalamos a ese otro que nos mira esperando a que seamos valientes

anhelando ese primer paso, porque él, o ella, no son capaces de librarse del abrazo cobarde de la cobardía.

Besos envueltos en sábanas usadas que gritan en silencio las ganas que tienen de salir a la calle para mirar a la cara a quien les señala.

Besos que prefieren vivir de fantasías, por que la realidad pesa, y se va perpetuando en la regularidad de esos encuentros furtivos de sexos mojados

alabando al dios de putas avergonzadas y terriblemente solos.

La soledad la hemos mal interpretado hasta el punto de creernos lo imposible de lo imposible, sucumbiendo ante la duda de lo que no nos hemos atrevido a hacer y así nos va…

Ganas de libertad

encuentros a los que tememos tanto como deseamos, !cuerpos desnudos y bucólicos que ya no aguantan que se les masturbe más!.

Terriblemente solos e incapaces, así nos va…

Incapaces de salir en busca de ese beso remedio para el sufrimiento al que voluntariamente hemos sometido nuestros deseos.

No hay nada de que avergonzarnos.

¿Por qué seguir embutidos en la vestimenta de una moral heredada y pasada de moda?.

Eso ya no nos vale, no nos puede valer

porque todo el mundo tiene derecho a hacer de su sexo un valero si eso le hace feliz…

INVITADO

The man in the bathtub by Quinny Martínez

Escribí este relato para un amigo al que quiero mucho, un hombre que en medio de aquella cruel guerra que machacaba a la Colombia de finales de los 90’s nunca se rindió.

Gobblers / Masticadores

Picture taken from Pinterest

***

Dedicated to: Alirio Gonzáles Pérez – Director of Children’s Audiovisuals School, Belén De Los Andaquíes, Caquetá, Colombia.

That day his life changed; it was four in the afternoon, and suddenly he was surrounded by the sound of bullets and bombs, the product of an incomprehensible war that devastated everything. Nerves seized his mind and his trembling body that at that moment gave him very little. He leaned out the door as best he could, but only the voices of the people in the despair of the thunderous steps of death were heard; because when death lurks the heart knows it. The rampant war through towns and cities, taking whoever it touched ahead, making landscapes rivers of tears and blood.

He ran for his life, threw himself on the cold floor as the bullets approached and went into the bathroom, like in the movies seen on…

Ver la entrada original 387 palabras más

Poesía

¿Qué dedo me corto que no me duela?

¿Qué dedo me corto que no me duela?

Si la vida que mi corazón abraza es sincera

¿Qué dedo me corto que no me duela?

Si llevo su sangre y su pasión es mi pasión, si la quiero con locura, lo mio por ella es el más puro amor.

¿Qué dedo me corto que no me duela?

si a tí también te he querido, te quiero y te querré, y sólo tú y yo sabemos de lo que somos capaces, nunca te defraudé, y de tí no espero menos

Fuiste tú el primero en saber de mis andares, del motivo de la distancia de la cual son testigos los kilómetros de tierra, el aire y estos mares; los demás me importan poco.

Pero ella es de mi sangre, ha apagado mis incendios, ha auxiliado mis suicidios emocionales, y me ha visto crecer, igual que tú.

¿Qué dedo me corto que no me duela?

Si entre pecho y espalda llevo clavadas las cosas que nunca podré decir, no porque no pueda, sino porque se lo he prometido a mi madre, y no quiere ver a otro de sus hijos morir, porque se muere…

Los errores del pasado y la fuerza para no asumir lo que no me corresponde asumir, porque no me da la gana, porque no me sale del mismísimo agujero puerta de mis entrañas.

¿Qué dedo me corto que no me duela?

Si cuando pasan estas cosas por mis ríos corre sangre, y yo nunca he cambiado la lengua por un par de alpargatas,

a pesar de la ignominia, a pesar de las piedras encima de mi tejado, a pesar de mis culpas, a pesar de mi pasado

¿Qué dedo me corto que no me duela?

Si a los dos los quiero, con evidente diferencia, pero está claro que sin ustedes esta yo, la yo de ahora, la yo que es capaz de escribir estas letras no sería capaz de hilar ni una sola frase, y tampoco capaz de amar a cántaros que se desbordan y van a parar a al silencio de los mares

¿Qué dedo me corto que no me duela?

Se los pido por favor, por el coño de la cebolleta, dejen en paz a los espantos, seamos felices, y dejemos de creer en brujas.

¿Qué dedo me corto que no me duela?

Tendremos que aprender a soportar, a sopesar el pasado, a asumir nuestras pasiones, a morir por quienes amamos

A tí te quiero, y a ella más allá de la sangre, la amo, la amo de verdad y como dice la Esteban. “Yo, por ella mato”…

¿Qué dedo me corto que no me duela?

INVITADO

A true poet by Jorge Aldegunde

Gobblers / Masticadores

Picture taken from Pinterest

***

Much did he fear being despised for love, and that had him verily suffer. However, during that time he conceived invaluable and heart-breaking verses. Muses stood by him all along, and he became a legend in poetry.

But times inevitably change and, at last, he made up his mind to meet her. And then everything went too quickly: courtship, engagement and a multitudinous wedding ensued, where he struggled to write his vows. Ever since, they have been happily married.

His literary genre and style took a sharp turn though following his new marital status: at present, his prose is highly praised for its effectiveness and conciseness in the obituaries’ notes.

THE END

Ver la entrada original

Poesía

Necedad…

No me duele nada.

No me duele nada a pesar de haberme arrojado de cabeza sobre las espinas de tus rosas,

no me duele nada a pesar de los golpes posteriores a sacarnos las ganas.

Soy necia.

Soy insistente y no me canso de pedirte que me des palos…

Si te soy sincera, me lo merezco todo.

Todo lo que producto de esta obsesión selectiva que me lleva a despeñarme por el barranco que va desde tu boca hasta el ombligo de tu libido anegada, me pasa…

Poesía

Misa de once…

Cánticos con voces orientadas hacia el norte, buscando la manera de irse hacia el sur de otras notas.

Cantinelas que en sus letras mueven las caderas desnudando cuerpos en lo más íntimo.

Habitaciones humildes con camastros de tres patas y a oscuras.

Hombres y mujeres escondidos de la mirada del vecino coyote que se enfunda en la morera de la sotana del cura trotaconventos.

Sudores que hacen festivales de gemidos al pie de cirios en llama, enganchados a la esperanza de la ansiedad que es constante y pide tempo,

latiendo a fuego lento.

Guisando ostias y lamiendo el cáliz de los perdidos en ríos de aguas ardientes, repletas de oraciones a los dioses de la carne…

Poesía

Vericuetos.

Mi libido encendida encandilando los rincones de tu inconsciente,

el olor de mi vagina debajo de tus uñas.

Metáforas de vidas al borde de la muerte,

agua de manantiales sedientos desviadas a canales propiedad de mi sosiego,

vericuetos encallados en la sien de animales racionales.

Amándose con frenesí juvenil inconsciente,

exponiéndose en balcones con vistas hacia calles ciegas de furor…

Poesía

Besos gélidos.

Así,

justamente así de frío.

Como cuando se cierra el Mississipi en invierno,

congelando su andar.

Olvidando progresivamente la tibieza de aquellos días de insolación y desenfreno,

besos fríos,

este río de lava se ha convertido en una autopista de animalitos montados en patinetes sin ruedas.

Labios perezosos inmersos en la costumbre que ha matado la pasión de aquellos días de juventud románticona,

besos fríos,

empalizados con ausencias y nieve, mucha nieve.

Se pregunta repetidamente: ¿a dónde han ido a parar los ríos de agua viva que recorrían su sangre?.

Respuesta que no encuentra, pero eso ya no importa.

Ha perdido, pero ha ganado hielo…

INVITADO

Kevin Ramírez – Tocando el cielo.

Eroticosas… Visítanos!

MasticadoresEros

Fotografía tomada de Pinterest.

Las noches de invierno no son frías estando a tu lado,
todo a nuestro alrededor se hiela, pero nuestros cuerpos se calientan mutuamente.
La cama baila al ritmo de la vacilación de tus caderas.

Las paredes oyen el sonido de la excitación, del placer y del amor que nos recorre.
Eros observa desde su trono mientras tú y yo nos sumergimos en los movimientos bruscos de nuestros cuerpos,

chocando como el brillo de las estrellas en el firmamento.
¡No, no exagero, estoy tocando el cielo!

https://karc.home.blog/

Ver la entrada original

Poesía

Detalles que me matan.

Te regalo una noche a la semana,

ser tu amante es la resurrección de mi protervia.

Te regalo mi voluntad y mi apego,

aliada irrefutable de estas ganas insaciables de un oprobio perpetuo,

castigo por tener lo tangible y el alma vacía.

Contigo la humorada de mi sexo se relaja,

contigo la semblanza del amor me avasalla.

Te regalo lo que de mi queda cuando escapo de esa realidad que no soporto.

MICRONOLATO

Sueño infame…

Su cuerpo no encajaba dentro de su mente, la distrofia iba más allá de lo evidente, desde la repentina muerte de su madre hace dos años todo era un martillar constante. Miedos e incapacidad de mirarles a los ojos, las mujeres le causaban aversión. Consideraba que tenía una vida indecorosa, llena de lujos pero indecorosa, carente de todo y de nada. Esa tarde tomó más vino de lo habitual, había decidido dar un paso hacia adelante, no necesitaba más de lo que le estaba sobrando, sus deseos empezaban a hacerse palpables. Dejó de lado toda relación con el mundo para internarse silencioso en un universo de hombres, seres especialmente curtidos, amantes de la desnudez, lujuria, sexo pervertido, locura y noches interminables. Besos con lenguas infinitas, falos que le atravesaban el vientre mientras gemía trémulo, luces rojas, música y depravación. Sus manos sudorosas aferradas a la espalda de seres a los que no había visto nunca en la vida le provocaban una excitación indescriptible. Sensaciones que perduran en la sangre como la sangre misma; un sueño hecho realidad. Inmerso en ese mundo pasaron los días sin darse cuenta de lo que el tiempo fraguaba, estaba a gusto, no necesitaba nada más. Al salir la luz del sol se dió cuenta de que todo era producto de un sueño casi real, a causa de una ebriedad mágica de la que lo habían sacado obstinados sus cuatro gatos…

Poesía

Animaladas…

Me has convertido en una alimaña insaciable, maniática de orgasmos encadenados como solución a la pretensión que palpita en mis entrañas de sol a sol…

Las luciérnagas apostadas en mi ventana después de que te has ido, parecen drogadas por el vaho que sale de mi habitación.

No lo sabes, pero han empezado a cantar a ‘Chavela’, como si de repente la libertad que tienen no les fuera suficiente…

Quieren más del espectáculo circense que montamos tú y yo cada vez que nos juntamos para copular como bestias…

INVITADO

Contemplaciones – Adrian Carrillo.

Otra semana de aventura en Masticadores!!

MasticadoresEros

Fotografía tomada de Pinterest.

Sobre su piel desnuda

se posaba la noche, trémula,

filtrando su luz entre los cristales

tallando trazos como artista clandestina.

Entonces,

su cuerpo se hizo lienzo dormido;

pieza de arte para el encanto.

Las sombras dejaban su huella

y a contraluz aquellas formas

adquirían voluptuosas texturas.

La redondez de los senos

albergaba la obertura perfecta

de dioses paganos.

Su rostro pálido emanaba

la brillantez de quien abandona

la inocencia por un instante.

Sus líneas inferiores,

dentellaban como licántropos

a mis ojos en las contemplaciones.

Perdido,

en la frontera entre el paraíso y el pecado,

contemplaba en primera fila aquella imagen:

Obra de arte en el museo de las delicias.

Paraconocer más de este escritor: https://manklisescritor.blogspot.com/

Ver la entrada original

Poesía

Radioactividad…

Sigues la huella de sus besos como leyendo un mapa…

Se te olvida que los mapas nunca dicen la verdad de las cosas.

Esos engendros cartográficos son bichos capaces de enchufarte inyecciones de cosas sucedáneo de otras muchas que no están al alcance de tus manos; nos engañan como se engaña a un infante con caramelos de colores, los odio.

Ya te lo he dicho, y en voz alta…

Vas siguiendo la huella de esos besos que se te escaparon haciendo uso de su voluntad, dejando sembrados en tu pecho helechos radioactivos.

Tu pecho es eso, un campo minado con la herencia de esa bomba emocional corrompida que él dejó en ti.

A ver si le encuentras, sé que no es para besarle desde luego; ese sería el deseo cumplido de los labios de una vulva indecorosa. ¿o acaso me equivoco?

Mapas, malditos mapas…

Si fueran tan serios como dicen, debieran señalar el terreno que habita ese malandro emocional, como el ‘Chernóbil’ del ‘amor’

Poesía

Tú siempre lo has sabido

Vas leyendo mis pasos diluidos en la arena, como un sabueso entrenado en las lides de cosas que no me atrevo a mencionar.

Cuando todo el mundo se pregunta por mis ausencias callas sin levantar la mirada, sin nada que comentar.

Hay días en los que me he marchado tan lejos, que ni yo misma sé a dónde he ido a parar, cansada, agobiada por la existencia misma de soles y lunas eternizadas en la necesidad de algo que no comprendo.

Tú siempre lo has sabido.

Sabes más de lo que cuentas, porque solo tú eres capaz de abrirme como una piña conífera después del más cruel de los incendios para tirar mis semillas al viento.

Solo tú eres capaz de dar con el misterio de un ostracismo silente, asquiento y frío.

Tú siempre lo has sabido.

Lo sabes porque te pareces a mí, te pareces a esos días en los que doy el esfuerzo por perdido, llueve a mares, todo se va a la mierda y de repente, sale el sol…

Tú encarnas al sol de mis olvidos, el que siempre sale, el que quema y duele, el que le arrebata la humedad al costal de mis escritos perdidos.

Tú siempre lo has sabido.

Como la certeza de que pronto entrarás por esa puerta y harás con mi desencanto suculentos ladrillos de pasión, cayendo luego con fuerza sobre el canto de mi sexo holgazán.

INVITADO

México.

Sábados de invitados!!!

MasticadoresEros

Edgardo Villarreal – Mexico

Hola a todos: Con el mexicano Edgardo Villarreal, creador y editor del blog: https://edgardus.home.blog/ damos inicio a los invitados de los sábados que nos incitan a leer relatos eróticos, compartidos desde esta categoría de nuestro blog. Con esta iniciativa, queremos promover la interacción entre nuevos escritores de cualquier parte del mundo, fortalecer la camaradería y ofrecer variedad en distintos formatos para el gusto de quienes nos visitan. Disfruten de su relato.

Desde la yema de mis dedos.

Todo comienza con un simple saludo, usamos de pretexto el querer saber cómo estamos y cómo nos ha ido, cuando en realidad esperamos con ansias esa palabra que haga estallar todo. Esa palabra que dé inicio a la ebullición de lo evidente. Una vez que se ha dicho, no hay marcha atrás; un torrente de roca fundida, con la única intención de arrasar con todo a su paso, brota…

Ver la entrada original 385 palabras más

Poesía

Eco…

Me encuentro de frente con tu inconfundible mirada, y con esas pestañas enormes que acuden a tus ojos escondiéndolos del sol, abrazándose a la sombra que acentúa su brillo.

Esa boca angelical, tus diminutos labios que se enredan entre sonrisas provocando a mi imaginario, vislumbrando el anhelo de besos alterados.

Tus manos casi infantiles hilando la ternura de esas caricias que anhelo, atrayendo mariposas a la boca de mi estómago, así como el hambre acude a las entrañas del recién nacido ternero.

Me he quedado prendada del vaivén de tus caderas, acompañadas por tus pasos se muestran firmes, como rocas a la espera de quien escala desafiante la cima de sus deseos.

Con el olor de tu presencia me despojo de toda vergüenza para internarme en laberintos lascivos que sólo conoce mi mente…

Poesía

Yo no sé lo que es el amor…

No quiero dejar de comerte a besos,

no quiero dejar de ser nosotros a las once de la noche,

no quiero dejar de sentir que me traes de vuelta de la muerte con el hálito de tu roce.

no quiero dejar de sentarme en tu regazo y que acaricies mi vientre.

Tampoco estoy dispuesta a sacrificar erecciones compartidas,

ni la humedad que fluye a mares, ni los gemidos, ni los orgasmos avasalladores, ni el tenerte en el café de las mañanas.

Pero te lo pido por favor…

No me pidas que te diga que te amo,

quédate con mis te quieros sinceros, y con el sosiego que me da tu voz.

No me pidas que te diga que te amo, ni hoy, ni mañana ni pasado.

No me pidas que te diga que te amo, porque yo no sé lo que es el amor…

INVITADO

Diego A. Moreno – Hay amores que no se olvidan…

MasticadoresEros

Fotografía tomada de Pinterest.

Aquí me ves

con estas canas,

viéndote

contándome

sobre tu actual marido,

tus posibles hijos,

sin que yo olvide

tu cuerpo bendito

en aquellos ayeres

donde tú y yo éramos más

más que amigos,

y ahora sólo soy un fantasma

de aquel pasado

de tristes historias y un adiós

que cómo deseo haber olvidado.

https://kentuckyfriedlit.com/

Ver la entrada original

historias de fémina...

Pequeñas grandes cosas, parte de guerra VI…

Hola tú,

Ha pasado un mes desde mi última carta, adaptarme a la situación actual ha traído consigo nuevos retos que ya has ido viendo por aquí. El virus sigue entre nosotros, se manifiesta con la frescura excesiva de muchos, y con el miedo de otros, miedo que se sienta del otro extremo, recordándonos que la muerte nos ha visitado, y que si bajamos la guardia estará vigilándonos a la vuelta de la esquina. Seguirá acechándonos para ensuciarnos las manos, tosernos en la cara y crujir nuestros pulmones hasta dejarnos sin aire, sin vida, sin esperanza. No podemos olvidar que la pandemia ha llegado con hambre y se ha llenado las tripas con las almas de seres vulnerables que nos duelen, es un sentimiento que parte. En cuanto al trabajo, ¿qué puedo decirte?; he entrado a engrosar las listas de desempleados de este país. Por momentos me siento desnuda, lloro, me desespero, lo veo todo negro y pierdo la esperanza, pero resistiré. Salir a la calle todavía no me da confianza, poco a poco iré rompiendo este nuevo cascarón, aún tengo secuelas de su dolorosa presencia y es mejor no tentar a la suerte.

Quiero que sepas que me alegra que estés, llenas mis días de esperanza reconfortando mi vida, tengo la certeza de haber aprendido la lección, y estoy aplicando todo lo que he logrado durante el encierro. Con amor me despido por ahora, gracias por estar en este hoy que ayer era tan incierto, pero que anhelaba contigo a bordo. Espero poder verte pronto para darte un abrazo infinito…

Quinny!

Poesía

Ave del paraíso – Querido Pablo…

MasticadoresEros

Fotografía tomada de Pinterest.

Querido Pablo,

Me encantó por fin olerte, por fin mirarte, por fin abrazarte.

Superaste todas mis expectativas, nunca pensé que nadie pudiese excitarme de esa manera. Así, sin sexo.

Con sólo una mirada, con solo escuchar tu voz, con el mínimo roce de tu piel.

Te deseo, te desea todo mi cuerpo, todo mi ser.

Disfruté tu lengua en mi boca, disfruté de tu sabor.

Me encantó sentir tu erección.

Y, créeme, tuve que controlarme para no follarte allí mismo, en la calle…

Para no abrirte la bragueta y penetrarme.

Adivinarás cómo llegué a casa…

Si, muy mojada….

Me subí el vestido, me bajé las bragas y me corrí enseguida, después de acariciarme un poco. Movimientos amplios en el clítoris…

Por supuesto no tuve suficiente, tuve que seguir masturbándome en la ducha, y en la cama, hablando contigo por teléfono.

Estoy deseando volver a verte.

Tuya…

Ver la entrada original 4 palabras más

Poesía

Claudicaciones – Adrian Carrillo.

MasticadoresEros

Fotografía tomada de Pinterest.

Como Pompeya

mi boca arde,

por pronunciar tu nombre

beber del cáliz de carne

acariciar el halo solar que te cubre,

sin embargo,

mi voz no te alcanza,

mis labios permanecen secos

y mis pupilas no te encuentran.

Entonces,

mi refugio es el silencio,

la poesía,

las cosas sencillas de la vida,

huyo de ti para no pensarte,

no recordarte,

olvidarte así sea un poco,

pero a pesar de todo y de todos,

te imagino

y cuando te imagino

bullen mis labios

como Pompeya

a orillas del Vesubio,

por pronunciar tu nombre

detrás de la cortina de agua que te esconde.

Ver la entrada original

Poesía

Todo mi cariño.

MasticadoresEros

Fotografía tomada de Pinterest.

Parece que el dolor remite a medida que pasan los días, parece y solo parece, porque esta peste nos ha cogido desprevenidos, descalzos, y ha logrado meternos el miedo en el cuerpo. Nos ha arrebatado a amigos y a familiares, se ha ensañado con nuestros abuelos, embarcándolos en un viaje de hasta luegos inesperados, agrios, malditos y dolorosamente eternos. Afortunadamente, somos una especie resiliente, nos vamos reinventando y hacemos de la tragedia una oportunidad para no perder la fe, reforzando las cosas en las que creemos. Al calor de los fogones de la actualidad, todos parecemos conscientes de lo que seremos después; yo he aprendido la lección, y valorar lo importante, es lo verdaderamente importante.

He visto corazones expuestos en mensajes de amor virtual, he escuchado canciones que me han conmovido, he sentido la nostalgia y la necesidad de ser abrazada por el sol, y por…

Ver la entrada original 351 palabras más

Poesía

Melodías…

Aquel viejo violín empolvado y revuelto entre las cosas del desván atiborrado ha vuelto a la vida,

al sacarlo las cuerdas colgaban como lágrimas colgaban de mi alma fría y deshecha,

lo cogiste entre tus manos y enderezando su postura lo hiciste sonar.

Recuerdo escuchar una melodía que espantaba el lloro de mis pupilas dilatadas por el exceso de humo y sidra.

Bajé corriendo…

Recibí entre mis brazos el adiós de aquellos días en los que el cuerpo estaba muerto,

la palidez de mi rostro quedó fulminada ante la melodía que invadía los rincones olvidados de la vieja casa que habito,

esa melodía también desarmó a los fantasmas que valientes me acechaban durante días y noches casi interminables.

Te besé, hoy te he vuelto a besar; siendo fiel a la verdad no hemos dejado de besarnos.

La sensación de tenerte anclado a mi boca es indescriptible,

esa primera emoción se posaba inadvertida por debajo de mi cintura como si de repente el suelo estuviera en llamas,

a mí también me has enderezado.

Las moraduras en mi cuerpo empiezan a sanar, sanar de verdad,

me has devuelto la ganas de refrescar mi cuerpo al desnudo ante los ojos de un placer al que no reconocía,

has sembrado en mí una nueva semilla rebosante y con fuerzas para empezar a germinar.

Has sacado de mi espalda la espina de lo irremediable,

me has devuelto la libertad y el hambre por los placeres de la vida.

Hoy estoy entregada a los encantos de este imaginario tembloroso y ahíto de todo…

Fotografía tomada de Pinterest.

INVITADO

Kevin Ramírez – Ecuador

Masticadores por el mundo…

MasticadoresEros

Kevin Ramírez-Ecuador.

Estoy solo, escribiendo en las viejas páginas de mi diario mientras mis lágrimas se escapan para hacer correr la tinta con la que he plasmado frases de amor que no tienen destinatario”. Este fragmento es de Kevin, un joven escritor ecuatoriano de 22 años que describe con pasión descarnada el sentimiento. Sus poemas sangran, calan hondo, son melancólicos y te dejan pensando.

La primera vez que hablamos de poesía erótica pude sentir cómo se sonrojaba, aún estando a tantos kilómetros de distancia esa sensación que te eriza la piel no se podía esquivar. Sabemos que tiene lo que se necesita para enamorar a quien le lee, y Masticadores quiere eso: enamorar y descubrir a nuevos talentos, creando una red de amigos dispersos por el mundo que se abracen a través del arte de escribir. Con su característica manera de decir las cosas esto nos cuenta: “Empecé…

Ver la entrada original 232 palabras más

historias de fémina...

Marggie Ramírez – Colombia

Seguimos en la ruta…

MasticadoresEros

Marggie Ramírez-Colombia.

Marggie Ramírez es una Ingeniera Biomédica Colombiana de 25 años, nacida en los noventa. Su carácter está marcado por una ternura contagiosa, en el trato parece ir tejiendo filigrana y así es la poesía que comparte con nosotros desde su blog Flores de alelí. Cuando lees sus escritos te atrapa el dulzor y la sutileza con la que manifiesta el sentimiento. Cuando le pedimos hacer parte del proyecto pidió tiempo para asimilar el hecho de que nos gustara su manera de escribir, había emprendido su blog hace poco más de tres años, y como ella misma dice “para reinventarme” la invitación le parecía sorprendente, pero insistimos porque está claro que en Masticadores estamos aprendiendo todos.

Amante del rock clásico, los boleros y el yoga, esta colombiana resiliente, enfatiza en la importancia del valor de la familia, amiga de sus amigos, inquieta y dulce, Marggie nos cuenta cómo empezó…

Ver la entrada original 225 palabras más

INVITADO

Diego A. Moreno – Mexico

Más eroticosas…

MasticadoresEros

Diego A. Moreno-México

Diego es mexicano, un licenciado en Letras Hispánicas que se ha decantado por la escritura creativa y la redacción de guiones cinematográficos, sin dejar atrás su afición por el arte de cocinar, y comer pancakes (panqueques). Escribe poesía y nos gusta, es hiperactivo y eso de quedarse quieto no es lo suyo. En sus versos explota impregnándolo todo, es inevitable no manifestar empatía cuando del señor “Kentucky” se trata. Precisamente es el creador y administrador del blog: Kentucky Fried Lit, en donde lo conocimos. Es un escritor que hace uso de toda la imaginación que posee plasmando emociones erotizadas en poemas que calan hondo, poemas empapados de sensualidad y de ese sarcasmo que lo hace distinto de cualquier cosa. En la actualidad también colabora con el colectivo Ars Nebulae.

Diego es un manojo de nervios, cuando no está escribiendo libretos, está preparando…

Ver la entrada original 163 palabras más

historias de fémina...

Ave del paraíso – España

Les invito a seguir la aventura erotizada de versos que se unen para seguir latiendo…

MasticadoresEros

Eva, o como mejor la conocemos los que seguimos sus pasos en la red: Ave del paraíso, es una mujer directa que seduce a través de letras que desprenden pasión por cada uno de sus costados. Una canaria que durante un tiempo vivió en Barcelona, y que promueve a través de sus escritos la libertad a la que tienen derecho todas las mujeres del mundo; pero sobretodo, es una gran seductora de la palabra. Sus poemas y relatos eróticos aportan combustible al vuelo de la imaginación. Mantiene su anonimato porque acentúa el misterio, y eso gusta, gusta mucho, y como ella misma describe al final de su obra ‘Once relatos eróticos’ “Escribo porque me gusta escribir, aunque nunca había escrito nada” disponible por estos días en Amazon en su versión digital gratuita, como regalo para todos los que disfrutan de la lectura en días de pandemia, de ahí también…

Ver la entrada original 823 palabras más

INVITADO

Adrian Carrillo – Venezuela

Masticadores no para!

MasticadoresEros

Adrian Carrillo – Venezuela.

Bienvenidos a esta nueva aventura, aquí convergen la memoria de las emociones y las ganas de escribir. MasticadoresEros es un placer que compartimos con todos ustedes. A partir de hoy y durante toda la semana, les iremos presentando a nuestros colaboradores, acompañando sus semblanzas un poema, que no nos falte la bendita poesía. Disfruten, compartan y de antemano, gracias!.

Adrián Carrillo (Trujillo-Venezuela 1990) Poeta, editor y promotor cultural independiente, es licenciado en Educación mención “Castellano y Literatura” egresado por la Universidad de Los Andes en Venezuela. Actualmente cursa la Maestría en Literatura Latinoamericana en la misma casa de estudio, es fundador del proyecto de promoción editorial “Alborismos” para las voces emergentes de la literatura escrita en castellano en América Latina y España, además, es director de la Revista Literaria Alborismos que se publica trimestralmente en formato digital. Entre sus libros se encuentran “Postales Subterráneas”, “El…

Ver la entrada original 125 palabras más

historias de fémina...

Pequeñas grandes cosas, parte de guerra V…

Hola tú:

Me alegra poder sentarme a escribirte de nuevo, la semana ha sido frenética. A estas alturas ya tengo una rutina establecida y entre los andenes imaginarios del salón y la cocina voy recorriendo esta diminuta ciudad en la que el confinamiento se hace más llevadero. Las farolas de la imaginación se encienden y la creatividad asoma con ganas de muchas cosas, pero ya sabes, como dice el Umami: calma, calma, una cosa a la vez…

Entre las novedades de esta semana nutrida de caras nuevas, aventuras, pelis y escasa poesía. He conocido a personas maravillosas con las que comparto la aventura de Masticadores. Sus caras, sus voces, y sus sonrisas invadieron la pantalla de mi ordenador, convirtiendo una reunión de trabajo en algo parecido a un reencuentro emocionante entre amigos que regresan de un viaje de noches profundas. Debo decir que he hablado hasta por los codos, he compartido una receta de pan, y hemos quedado en construir historias que hagan más digerible este encierro. La vida da para mucho e intentamos dejar para la posteridad alguna huella impresa del paso de este toro vírico por las plazas del mundo. Ya sabes, las reflexiones habituales giran alrededor de cómo esta maldita enfermedad ha dejado fuera del ruedo hasta al más valiente matador. Hombres y mujeres atrapados por esta mierda. ¿Sabes?: me he reconocido en los gestos de cada uno de ellos, me he fundido entre aquellas sonrisas que invaden el fresco recuerdo del encuentro después de habernos despedido. Me han devuelto el ánimo difuminado entre el aislamiento y mi ostracismo.

He vuelto a mi afición por las películas y documentales de la 1 y la 2, gracias a eso he conocido a Miguel Gallardo, el historietista catalán, creador de Makoki. Lo vi anoche en una película documental en donde cuenta la bella andadura de amor que gira alrededor de María, su hija de 14 años con autismo. La historia me ha tocado el alma, el amor que profesan padre y madre a una adolescente singular es grandioso, bello. María, vive metida en un mundo que hace más llevadero su padre a través del dibujo, la paciencia y el mimo. Gestos propios de una entrega incondicional. “María y yo” amplió mi necesidad de seguir buscando en mí las cosas que pensaba estaban por fuera. esas cosas las tengo aquí, conmigo, enredadas en el pecho, anidando en mi corazón. Todo esto me da fuerzas para no detenerme en alcanzar mis sueños, no me voy a rendir, asumiré los días malos tal y como vengan.

Espero mantenerme lo suficientemente cuerda para escribirte de nuevo mañana, contarte más cosas y poder darte las gracias por hacer parte del pasado que ahora vislumbra un futuro más sólido y en el que quiero estés.

Hasta mañana, te quiero, con amor,

Quinny.