Poesía

La suerte está echada.

Raíces laberínticas

entre tu y yo, como en un manglar

entre la tierra y el mar

entre tu orgasmo y el mío

entre tu cielo y mi infierno

la suerte está echada.

No hay poder que mueva mi barco de la orilla de tu recuerdo impúdico, por ahora…

algo masoca si soy.

No hay canción que no suene a los chasquidos de nuestros cuerpos en movimiento copulante

revelando la fragancia obscena de dos sexos bajo fuego.

No hay día en el que no anhele tenerte fijado en mis pupilas como el rojo a la sangre.

Me masturbo con el olor de tu perfume aún sobre mi almohada

alimento mi necesidad con las sobras de aquella cama.

Quiero tenerte entre mis labios para luego tragarte entero…

matarte después de haberte matado…

Fotografía de: Antonio Caro Escobar

https://antoncaes.com/

2 comentarios sobre “La suerte está echada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s