Poesía

Delaminación…

La ruptura se hace latente, pero los bordes de la resistencia a pesar del cansancio se mantienen.

Las aberturas son cada vez más grandes, a pesar de eso hace falta oxígeno, hace falta empuje, hace falta más allá del contagio una empatía sólida, porque escasos estamos de entender lo que supone…

Pasan los días y la mutación es aún mayor, sentimientos a flor de piel, desespero y desazón. Esos amantes que días atrás habían agendado un confinamiento lascivo, desatado, y lleno de experiencias aplazadas, se han estancado; los cuerpos que antes ardían suplicando tiempo ahora no saben qué hacer con él.

Las ganas se han quedado en coitos dolorosos que recriminan sin poderse contener lo que el pasado ya tenía en sus cuentas, porque el olvido es selectivo, y los saldos en rojo también incluyen los perdones que sin convencimiento se dieron en su día, todo por matar lo que ahora tenemos como arenas en los mares, tiempo…

“Se hace lo que se puede” dicen, “se hace lo que se puede”…

Nos hemos sentado a los pies de nuestros deseos y no sabemos cómo darles la cara, se nos están saliendo de las manos las emociones que inadvertidas han ido inundádolo todo, colándose por debajo de las puertas, escurriéndose por hendiduras de las cuales no teníamos conocimiento.

La delaminación resiste casi sin cuajo, los quiebres salen a la luz, los empastes del diario acontecer han quedado aparcados en algún lugar esperando a salir, porque el olvido es más fuerte que la razón.

El olvido es capaz de enterrar a muertos vivientes… sólo cuando conviene; y regresar a lo mismo conviene más que seguir aplaudiendo a los que en esta guerra caen como moscas, o hacer otros cinco minutos de silencio por las ausencias, o tener en cuenta el dolor del otro; porque como dice el viejo dicho de mi abuela: “el muerto al hoyo, y el vivo al baile”…

El olvido borra memorias, el olvido hace bien su trabajo y sumerge en aguas de satisfacción primaria a quienes de esto no están aprendiendo nada, nada más allá del anhelo de lo de antes. Viejas costumbres a las que volverán sin pena ni gloria, como esos amantes incapaces de escucharse, que deciden seguir condimentando sus pasiones con polvos insípidos, poca sal, y resignación…

Resignación…

¿Crees que seremos diferentes después de esto?, ¿crees que la humanidad será más consciente de lo que verdaderamente importa?: Lo que es aprendizaje para unos, no lo es para otros; y no, no seremos distintos, no sumaremos en comprensión como a esta crisis se han sumado los muertos y el encierro. No lo seremos porque olvidar se nos da bien, y es mejor taparlo todo como hacen los gatos con su mierda…

Espero resistir esta delaminación colectiva, seguir fuerte para no olvidar que todos somos víctimas, que somos almas febriles en manos de una acontecer ignominioso; quiero salir para seguir sonriendo, para seguir respirando desde una orilla más sólida. Con emociones transparentes, sin callarme nada, saldré a seguir saldando las deudas pendientes con la vida y con los seres a los que he dejado de lado por “orgullo”.

Quiero seguir respirando para ser mejor persona conmigo y con los demás. Para que mis pasiones vayan más allá de lo físico, para que se enquisten multiplicándose en el deseo genuino de seguir existiendo…

6 comentarios sobre “Delaminación…

  1. Conociendo tu alma a través de lo que escribes, estoy seguro que seguirás siendo una buena persona, mucho más allá de lo físico, Un gran abrazo,

    Aquí va un poema CARMEN CONDE / española (1907), que puede gustarte

    HALLAZGO

    Desnuda y adherida a tu desnudez.
    Mis pechos como hielos recién cortados,
    en el agua plana de tu pecho.
    Mis hombros abiertos bajo tus hombros.
    Y tú, flotante en mi desnudez.
    Alzaré los brazos y sostendré tu aire.
    Podrás desceñir mi sueño
    porque el cielo descansará en mi frente.
    Afluentes de tus ríos serán mis ríos.
    Navegaremos juntos, tú serás mi vela
    y yo te llevaré por mares escondidos.
    ¡Qué suprema efusión de geografías!
    Tus manos sobre mis manos,
    tus ojos, aves de mi árbol,
    en la yerba de mi cabeza.

    De Las mejores poesías de amor españolas

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s