historias de fémina...

Pequeñas grandes cosas, parte de guerra II…

Hola tú:

Buenos días, está lloviendo y no sopla el viento, me da la impresión de que la lluvia está triste, cae lánguida y con cierta desazón, no sé, quizá mi estado de ánimo haya impregnado todo lo que me rodea y por eso no veo más allá de mi…

Cabe resaltar que durante los últimos días había estado motivada, rompiendo la monotonía implícita en estas circunstancias, metida de cabeza en mi cocina, armada de guantes y tapabocas, escribiendo, evitando tocarme la cara y manteniéndome lejos de objetos de mi deseo para no hacer sufrir a estas ganas de aire que: “están más hambrientas que el perro de un ciego”…

Ayer fue un día extraño, tengo el cuerpo disgustado y la fortaleza de la cocinera se ha ido al garete. La noche no ha ido mejor, ha sido un odioso dormir, despertarme cada hora pensando en lo que pasa lejos de aquí. El virus ha llegado a la isla donde nací, las oraciones que de tantos huracanes nos han salvado en esta ocasión no han funcionado, los ancianos están asustados y qué decirte de mi familia… creo que nunca había rezado tanto, nunca había estado tan furiosa con Dios, ya sabes que entre él y yo siempre ha habido roces por las cosas que no comprendo, le he hablado mal, y no me ha respondido, creo que me ha quitado el misticismo que me caracteriza y que a tí tanto te gusta; en este caso: ¿qué hace una bruja sin su escoba?, pues eso… esperar a que el todo poderoso de los que como yo seguimos creyendo, use su poder para desviar al innombrable al infierno, ya es justo, ya hemos aprendido la lección…

Las noticias de hoy no ayudan, los muertos superan las dos mil almas en este país, te lo digo porque sé que has decidido no ver la tele, lo peor es que el mayor porcentaje de fallecidos son abuelos, nuestros viejos siguen poniendo el pecho; en situaciones específicas están decidiendo entre los más jóvenes y ellos, porque no hay material suficiente, se nos quiere hacer entender por las malas que ya han vivido lo justo, joder, dan la vida para que otros sigamos respirando. Nuestros abuelos son esa primera barrera entre nosotros y el innombrable, ayer hacía un comentario y lo reitero: !Ojalá después de esto seamos conscientes de lo que han hecho los abuelos por nosotros! !ojalá les demos la silla en el metro¡ !ojalá les demos la mano para cruzar la calle! ¿ojalà les regalemos una sonrisa y comprendamos lo que valen! .

Ya no hay espacios en las funerarias de Madrid, las han cerrado, y para más inri a los que son enterrados los estamos despidiendo como a animales, en soledad, sin nadie que les llore. El rito de la muerte ha cambiado, la concepción de la despedida de este mundo se traduce en el dolor de una doble ausencia, mucho dolor, demasiado dolor. Yo sigo creyendo en que todo esto nos va a dejar lecciones eternas, que seremos más humanos, más empáticos, más solidarios, más abiertos, conscientes de que el dinero no lo es todo, pero que después de esto a muchos les hará falta.

Gracias por tus mensajes de ayer, cae como agüita de mayo saberte ahí, y como te he dicho antes: espero mantenerme lo suficientemente cuerda para escribirte mañana, para contarte más cosas y poder darte las gracias por hacer parte del pasado que ahora vislumbra un futuro más sólido y en el que quiero estés.

Hata mañana, te quiero. Con amor,

Quinny.

4 comentarios sobre “Pequeñas grandes cosas, parte de guerra II…

  1. Triste y terrible lo que está, pasando, lo he seguido a través de las noticias. La tristeza de la situación se manifiesta a través de la lluvia, que es el llanto de la naturaleza despidiendo a los que se van, sustituyendo el llanto de cada familiar que no puede hacerlo. Un gran abrazo

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s