Féminas...

Ombligos de piedra…

A un maltratador no te amarran los niños, no te amarra el hambre, no te amarra el frío, no te amarra el desamparo. Te amarra el miedo

Quinny Martínez Hernández .

Deshonran a la madre que les parió,

Hombres incapaces de asimilar el hecho de que el mundo ha cambiado, que ya no son dueños de nuestra voluntad, que eso era antes, que a las mujeres ya no se nos puede tratar como al ganado.

Seres con ombligos de piedra, sin empatía, narcisos desvalidos, cobardes que piensan que sobre nuestros hombros recae su hombría, a costa de nuestras lágrimas y de la sangre que nos sacan…

Lo sabemos, lo sabemos desde el principio porque el instinto femenino es buen sabueso, pero también es persistente, resiliente, y a veces se empeña en lo que el corazón anhela, brutas, ciegas, sordas y mudas…

Sabemos cómo aman los verdugos de la feminidad,

sabemos cómo odian y cómo tenerlos a gusto, empujadas por el miedo, por un amor mal entendido.

Con el tiempo impávidas, nos vamos dando cuenta de la manera en la que se apropian de nuestros espacios,

intrusivos,

pedantes,

abusivos y maltratadores,

allí es cuando llega el maldito silencio y la esperanza de quererlos cambiar, sin éxito, sabiendo la cruda verdad,

porque ellos no aman,

ellos apresan,

ellos encierran,

ellos se hacen dueños de la fragilidad, entrando por las rendijas de nuestra debilidad; son expertos manipuladores, esos seres no cambian, nunca lo hacen…

Al final el amor no pasa, las rosas de la conquista dejan de llegar, se cierran las puertas a cal y canto, se esfuman las sonrisas y se abraza al inconsolable llanto.

Las cosas se vuelven peor, hasta acorralarnos, inútiles, abducidas como marionetas de papel, obedeciendo a rajatabla los deseos de un egocéntrico, cretino y cabrón.

El mismo que te ha poseído la noche de antes, el que te ha pedido mil veces perdón, el que te come el coño como nadie, el que te roba los orgasmos para acrecentar su: !yo hago contigo lo que me da la gana! el seductor y aguerrido empotrador, el de los:

!Tu eres mia y de nadie más!,

!si me dejas te mato!,

!te pego porque cuando te hablo no me entiendes!,

!no te vas a poner ese vestido, pareces una puta!,

!estas gorda y fea!

¿por qué te has demorado tanto?,

¿por qué te está mirando ese?,

!zorra!,

!puta!,

!perra!

!tu familia soy yo!.

Todo ha ha sido un error de cálculo, pero, !Ya no más!

Eso de habernos sacado de su costado se les subió a la cabeza, tenemos manos, ojos, boca, oídos, sentimos, y si pedimos ayuda, si dejamos de lado la vergüenza, si reconocemos que todo es a la fuerza, si nos queremos un poquito, todo se andará.

El ahora es !ya!.

Huye, súbete a un taburete y gana altura, corre, corre fuerte, corre y a pesar del miedo apóyate en mi hombro, yo seré valiente por las dos, por las tres, por las que haga falta.

No somos objetos, somos mujeres y merecemos vivir libres y !en paz!

!Grita fuego!

35 comentarios sobre “Ombligos de piedra…

  1. Siempre hay tontos violentos no evolucionados que crecen como la grama. Habrá media solución cuando no nos refiramos a los hombres en general sino a los HDP que cometen los horrores. Me gusta. Saludos.

    Le gusta a 1 persona

  2. Excelente artículo. Lo comparto completamente. Muy de acuerdo. Bastardos, malditos que son capaces de ofender, maltratar, hacer mal. Un sentimiento de inferioridad que los eleva a ser seres infernales que merecen todo el desprecio del mundo…… En contra siempre de cualquier violencia, en especial contra la mujer que no es objeto de nadie, ni pertenece a nadie. Un abrazo fuerte. Omar

    Le gusta a 1 persona

  3. Mensaje fuerte y bien comunicado.
    Espero que lo siguiente que diga no te siente mal.
    Maltratadores por porcentage son hombres, pero si te digo que yo he estado y esto si es maltartador-a, una mujer que te saca el cuchillo varias veces te mete en un juicio ( que sali absuelto cosa que es rara en España) por violencia machista cuando la violenta es ella y me quito la cartera. Simplemente los testigos colaborraron mi testimonio, y no les conocia pa nada, ni me escucharon mi testimonio.
    Creo que podemos coincidir en que (aunque si los porcentajes sean mas del hombre maltratador) ambos podriamos decir que tambien hay ciertas mujeres que te la montan pero bien. Un dia estas tomando cafe tan tranquilo y luego detenido, y no tienes ni idea de porque. Si hay leyes tan duras para los hombres que las haya igual para las mujeres. Esta mujer todavia me hesta paganda por denuncia falsa, y eso es un logro-mucho dinero invertido por parte mia para que me pague y perdida de mi tiempo. No quiero su dinero, pero lo que si tengo es integridad, ella no, ( podia ser un tia y mas facil, cuatro hostias y fuera) asi que despues de mi gasto de dinero en juzgados… solo quiero que conste legalmente y no legalmente que ella es la responsable de meter una mentira mas grande que mi cabeza. Pero hay buenas leyes en España?

    Le gusta a 2 personas

      1. Sobretodo el abuso a hombres, ya se que sueno como una nenaza pero hay mujeres… que te meten en un lio sin comerlo ni sabiendo. No la gran mayoria, pero el pequeño porcentaje de ellas…. madre mia.

        Le gusta a 1 persona

      2. Y quien nos va hacer caso? La policia si te cuento las chorradas…. ( hacia tiempo que no decia esa palabra debe de ser de parbularios) la policia te mira, segun que policia pero por regla general te miran y te mandan a la mierda por maricon o te meten a ti adentro por idiota, asi que mi deduccion es…. o hacerme gay o salir corriendo a toda pastilla si veo que la mujer esta un ” poco pa ya”, por decirlo bonito. Lo que me hizo pasar esta chica? Pero no podia en mi consciencia ( olvidate del historial delictivo) que esta mujer se saliese con la suya. No podia, si fuese un hombre igual seria mi reaccion pero como no vivimos en el mundo the Yupi, con un hombre se trataria las cosas distintas.

        Le gusta a 1 persona

      3. Charly, las cosas van cambiando, sé que hay agentes que miran a los hombres con este tipo de denuncias se manera extraña, también pasa con las mujeres. Pero hay que hacerlo, sentar precedentes, y seguir luchando para abolir esta plaga que s ha metido en nuestra sociedad, y que hace creer a much@ que la violencia es la salida.

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s