Poesía

Súbditos…

Ríos de agua colándose por debajo de las puertas de hospicios ratonera,

“Sapos hervidos” que van directo al infierno de la infamia creyéndose el cuento de haber amado…

…sin haberse dado cuenta siquiera de su propia muerte.

Cuerpos cubiertos por el hambre de esas ganas amortajadas por el mismísimo diablo,

egoístas,

moralistas llenos de secretos sembrados en macetas de frondoso poto,

regando veneno vestidos en trajes de falsa indefensión.

Llamados estériles a la obediencia de una moralidad hipócrita,

narcisos desvalidos abanderados de falsas erecciones,

amantes pobres y de nula creatividad,

órganos humedecidos en savia dulce,

orgasmos atragantados,

ahogándose,

estreñidos a causa del miedo.

Verguenzas fijadas en la imperfección de nuestros cuerpos,

El mundo está muy viejo, no queramos contarle milongas porque se las sabe todas.

No mas perdida de tiempo,

accionemos el botón de auxilio fijado en nuestros cuerpos,

Salgamos a la calle a comer…

amemos.

Volvamos luego a casa a flagelarnos si es los que nos hace felices…

… pero con el estómago lleno…

11 comentarios sobre “Súbditos…

  1. Sensacional. Empieza –por lo de sapos hervidos ;-D– como la maldición de una bruja contra los enemigos del placer, aunque enseguida nos descubres que los destinatarios de tu exhorto son los cobardes que se autocensuran. Pero como eres una bruja buena –ja, ja– al final les ofreces redención. Un abrazo, hechicera nuestra.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s