Poesía

Poseída…

 

Divagando…

Morando bajo la sombra de erecciones sublimes derramo mi mundo.
 
Húmeda,
 
ansiosa y extasiada por el roce de tí
 
Sentir así…
 
Todas las mujeres del mundo debieran poder sentirse así.
 
Son tantas cosas atadas al mismo sentimiento que me pierdo,
 
el primer orgasmo, 
 
temblores propios de la febril infancia,
 
las ganas abrazadas a esa copa de coñac haciendo su trabajo.
 
Pierdo el sentido.
 
Me sacudes con la facilidad de un pájaro a su nido,
 
cuando me besas se abre el mar de la existencia absorbiendo mi voluntad y mi elocuencia,
 
tartamudeo,
 
me quedo estancada con un nudo enorme en la garganta,
 
sentir así…
 
No sabía que podía llegar a sentir tan dentro,
 
me pediste que cerrara los ojos sin prevenir,
 
 nada malo,
 
todo bueno…
 
Todo consagrado como una copa de vino en Misa de Gallo.
 
Dulce, abundante, bendita y espesa.
 
No sabía nada hasta que fui tocada por el manto en llamas de tu virilidad,
 
tu falo penetró mi sexo abriéndose paso entre tanta necesidad, 
 
 tenías el mapa y la clave de aquel tesoro polvoriento,
 
entraste  casi a oscuras y empezaste a sacudir.
 
paciente,
 
comedido,
 
inteligente,
 
extasiado,
 
abriste puertas y ventanas.
 
De repente, en en busca de aquel brillo te sumiste conmigo en el más profundo gemido,
 
yo descubría la luz, mientras tu contagiosa carcajada invadía la estancia.
 
Tú me pusiste de cara a aquella luz radiante,
 
me temblaban las piernas y luchaba por recuperar el habla,
 
estaba absorta de los dos.
 
Simultánea explosión, y la paz de después…

!Enséñame más!.

 

 
 

21 comentarios sobre “Poseída…

  1. Me pediste que cerrara los ojos para asi sentir sin prevenir
    Sencillo y a la vez complejo… Qué envidia tener la capacidad de decir tanto con tan pocas palabras…
    Disculpa por haber entrado en este lugar, tu blog, sin invitación. Si me lo permites, me encantaría seguir leyendo en este sitio tan lleno de verdad…

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias por tomar minutos de tu tiempo para dedicarte a leer las sensaciones que exterioriza mi imaginación desgastada. Me encantan tus comentarios. Debo confesarlo, no sólo porque mi ego se siente acariaciado desde luego, pero es que siento una bonita conexión. QMH.

      Le gusta a 2 personas

      1. Al contrario, es el lector -yo,en este caso- quien debe estar enormemente agradecido a quien -tú, en este caso- afronta con tanta valentía -y tanto acierto- la aventura de exteriorizar las sensaciones de una «imaginación desgastada» (me has llegado hasta muy dentro con esta expresión: es exactamente así como yo describiría esa parte tan importante de uno mismo). Hablas de ego acariciado: si de verdad lo que he escrito ha ocasionado algo así, entonces siento que merecen la pena esos ratos de insomnio en los que me he adentrado en tus palabras. Tus escritos, ahora insisto, me invitan a, de nuevo, disfrutar de un insomnio ahora deseado.
        ¿Conexión, dices? Sin duda alguna.
        Gracias a ti. Y, porfa, sigue escribiendo…

        Le gusta a 1 persona

      2. Es inevitable, tus palabras son como la paleta de colores que forman la composición perfecta de la fotografía más sonriente de mi ego… Me gusta leerte, y, deseo seguir haciéndolo mientras pueda hacerte sonrojar… Que vivan las palabras que juntas se pueden pronunciar.. Stay, dont leave!!!

        Le gusta a 1 persona

      3. Y, sí, confieso sin rubor que esta entrada ha provocado en mí lo que ha provocado. Leerte es, literalmente, un placer.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s