Poesía

Contracciones de mi vagina…

Se hacen más frecuentes, el calor agita las hojas del árbol de mis ganas recordándome que soy de carne y hueso, que es imposible dejar de sentir deseo. Las puñeteras son  inoportunas, aparecen de madrugada después de conciliar el poco sueño que poseo. Mi cuota de somnolencia es mínima, creo que llegué tarde a la repartición de horas para dormir, me ha tocado conformarme con lo que tengo y hacer con ello lo mejor posible, intentarlo…

Inevitablemente las contracciones de mi vagina me recuerdan la osadía, aquellos tiempos en los que era capaz de recorrer kilómetros de vía para darme un beso, y luego hacer el amor. Revolcarme en deseo, decir cosas vulgares que en ese momento no estaban fuera de contexto, y amar como perra en celo. Hoy me he enojado con ellas, les he hablado alto y claro, les he pedido desaparecer, les he implorado que no me recuerden que tengo una deuda pendiente con ellas, si, con las contracciones de mi vagina. Las mismas a las que les prometí sexo furtivo, y pasión desbordada desde el  día en que ella y yo nos dimos la mano…

3 comentarios sobre “Contracciones de mi vagina…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s