Poesía

Lealtades cachondas…

Poema trece de la serie “Queriendo a un extraño…”

Tu indiferencia me gusta.

Retas descaradamente mis deseos, y pones a prueba mi decencia,

has tomado partido por lo mudo y lo ausente,

no sé hasta donde seas consciente de que en mi has dejado un orificio de pasión profundo,

eres descarado e indecente.

Estás estirando la tira, que tira y tira de mi vagina incandescente,

empiezo a pensar que me temes, y que eso de ser tu amante de cama y desaforo, quedará en los anaqueles húmedos de tus asuntos pendientes,

soy mujer de palabra, y sigo leal a ti, a tu indiferencia,

leal a esperar hasta que aguante el cuerpo,

leal hasta que empiece a buscar entre este nido de agujas, a algún hombre que con sólo mirarme, me deje absorta y cachonda, como me has dejado tú.

Necesitada y adportas de un cuadro clínico de abstinencia crónica, que sólo se cura con tu enorme ego penetrando con ahínco mi bajo vientre,

Atentamente,

¡Mi santo coño!

4 comentarios sobre “Lealtades cachondas…

  1. Tengo yo una amiga a la que la hago lo mismo… (Sería ella la que escribe tu magnífico poema). Pero, por lo menos en mi caso, todavía no sé cual es la razón de mi indiferencia… Es demasiado complicado ser humano…

    Le gusta a 1 persona

    1. Riol, me encantan tus confesiones cachondas, te aseguro que no es la que escribe este poema, pero creo que si te has sentido identificado es porque te ha tocado alguna fibrilla. No es indiferencia, es falta de hambre… Fuerte abrazo ☺️

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s