Poesía

Dulce felación.

Poema doce de la serie “ Queriendo a un extraño…”

Bajar al nacimiento de tu virilidad,.

adorar lo fértil y erguido de tu masculinidad.

Comerme hasta tus suspiros,

dejarme embadurnar por tu salivar con sabor a vino.

Saborearte despacio, así como te gusta…

Comerte y volverte a comer con mis ojos, con mi lengua y con mis manos,

ver la expresión de tu rostro,

apreciar tu paladar mientras te retuerces hasta el ahogo.

Disfrutar de tu miembro a caldo.

Deliciosa felación,

que con el vaho de su fuerza empaña hasta un ojo ciego,

dulce e incontrolable deseo.

Deliciosa felación,

nacimiento de un torbellino de pasión desaforada, y de intensos intercambios sensoriales que se mete entre los huesos.

Deliciosa felación,

bendita boca mía al poder besar tan perfecta creación,

Bendita boca mía que bautiza con su lengua la cima de tu enardecida dicha,

bendita boca mía que fecunda tibia la miel de tu existencia y tierna te acaricia.

10 comentarios sobre “Dulce felación.

  1. Es solo uno de los tantos secretos de la la vorágine pasional de dos amantes, en donde el deseo de cada uno se cumple, sin necesidad de pedir permiso. El juego de los amantes, se transforma a partir del dialogo en que cada uno dice lo que mas lo excita, en ese hermoso torbellino donde todo vale para convertirnos en un solo cuerpo. Un cálido saludo.

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s