MICRONOLATO

Quimera…

Ante los ojos de su caracterizada presencia, todo era ordinario, viejo y polvoriento, estaba aburrida de tener que ensuciarse las manos, consideraba que lo suyo eran los palacetes a los que tenía acceso por cosas del oficio, el dinero fácil, la manicura , las cremas humectantes y los perfumes más costosos adquiridos en las boutiques del centro de la ciudad.  Nada tenían que ver aquel local de encuentros desaforados, los vestidos elegantes, la ópera y los manjares previos, con los aposentos de su amante de turno. Ella había alimentado su ego de una sórdida apariencia y de desmedida ilusión, ilusión que aquel hombre había aliñado a su justa medida en busca de diversión. El universo no se queda con nada, días antes le había echado en cara a la vida lo que pensó quedaría atrás con aquel macho ostentoso, guapo y viril. Pero en ese instante se dio cuenta de que todo era una farsa, simuladores de encorsetada burguesía, sórdidos e inconformes, adictos a lo que nunca tendrían por derecho propio. Mentirosos compulsivos incapaces de asumir la vida con los pies sobre la tierra…

2 comentarios sobre “Quimera…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s