Poesía

Agua sal…

Empiezo a desnudarme a la vera de tu aliento salado

Arrastras contigo el olor del mar…

Siento la arena al rozarte con mis manos…

Cargas contigo la herencia bendita de la orilla en donde has dejado la desolada tristeza.

Lo noto, has llegado silente, con los ojos tan abiertos como el sol de un día de verano

Me deseas, has vuelto a desearme…

Me lo recita tu sexo empinado…

Lo declara ante mis labios tu boca …

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s