INVITADO

“La matanza del cerdo”

Porque heredamos de los grandes, el don de la palabra que puede o no hacernos crecer, porque poesía no es solo lo que siente y anhela la piel, poesia es lo que heredamos de la tierra y cosechamos como dulces frutos de esperanza…

Por: Francisco Parreño Gahete

Por la mañana las migas

eso era lo normal,
con sardinas y aceitunas
hasta la hora de matar.

Después se mataba el cerdo
y empezar a preparar,
se sacaban los jamones
para hacerlos conservar.

Y después se deshuesaba,
las máquinas a picar,
para hacer los chorizos
y todo lo demás.

Y después de todo esto
que os hemos comentado,
el pobrecito animal
se nos muere desangrado.

Esos jamones que aquí
se llaman de pata negra,
son esos que elaboramos
en nuestra bendita tierra.

No lo podemos negar
de sentirnos orgullosos,
de ofrecer a todo el mundo
un manjar tan delicioso.

Cornellà, abril de 2014

Un comentario sobre ““La matanza del cerdo”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s