MICRONOLATO·Sin categoría

LA CASA DE LAS CITAS A CIEGAS. PARTE I

ESPERANZA

 

Extensos ventanales con vistas al mar. Allí se conocieron Tomás y Lucila. Un año después aún buscan entre sus recuerdos los detalles de aquella primera cita que yacen perdidos entre el ruido bacanal de la música y las voces excitadas de quienes también acudieron al foforro esa noche.  De vez en cuando Tomás toma entre sus manos el diminuto papel con una numeración telefónica incompleta en el que reza: “Eres el amor de mi vida, lo más hermoso que me ha pasado. Me has prometido llamar, no me olvides, se nos acaba el tiempo… Lucila”. Lo ha intentado todo para encontrar las piezas extraviadas del rompecabezas que lleva grabado en la boca del estómago desde que la vio por primera vez. Su rostro está entre las sombras de su memoria, no logra definirlo con claridad…

…Mientras tanto, al otro lado del mundo Lucila, sueña con verle de nuevo, para poder tocarle  y hacerle sentir lo que aquella noche ante la gloriosa fuga de deseos reprimidos anidaba en el pecho de tanta inocencia. Se arrepiente de haberle dejado escapar. Si tan sólo hubiese un segundo para volver allí… Eran principiantes de una aventura que dieron por terminada al encontrarse, pero la realidad era otra… La búsqueda apenas comienza…

Un comentario sobre “LA CASA DE LAS CITAS A CIEGAS. PARTE I

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s